Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Once soldados rusos mueren en un nuevo atentado en Daguestán

Once soldados de las tropas del Ministerio del Interior de Rusia perecieron ayer en un atentado en Majashkalá, la capital de la república caucásica de Daguestán. Otras 22 personas (16 militares y seis civiles), resultaron heridas. Daguestán, un territorio fronterizo con la república de Chechenia, es frecuente escenario de actos terroristas, que se han incrementado en los últimos tiempos.

El atentado, consistente en la explosión de una carga aparentemente activada a distancia, sucedió a las 14.15 horas (dos horas menos en España), cuando un grupo de 60 militares del Ministerio del Interior, a bordo de tres camionetas, llegaban a unos baños públicos del centro de la ciudad para proceder a la higiene semanal de reglamento y hacer la colada. Cuando los soldados, entre los que había miembros de los cuerpos de intervención especial, se disponían a salir de los vehículos, la carga hizo explosión a pocos metros de distancia. La detonación causó 10 muertos sobre el terreno (y uno más tarde en el hospital) y 22 heridos. En el mismo lugar, el 18 de enero de 2002, se produjo un atentado en las mismas circunstancias, que costó la vida a siete soldados de la Brigada 102 del Ministerio del Interior, la misma que sufrió el atentado de ayer.

Daguestán, donde viven representantes de más de 40 grupos étnicos distintos, es el territorio de mayor diversidad cultural de toda Rusia, incluida una comunidad de chechenos que ha acogido a refugiados de la república vecina desde 1994, cuando se inició la primera guerra en aquel territorio. Desde 1987, Daguestán está dirigida por Mohamed Mogamedov, de 70 años. En lo que va de año, han sido asesinados en la república 28 policías, dos jefes rurales y un ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 2005