Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía de Sevilla denuncia a los dos ex ediles del PA acusados de firmar facturas duplicadas

El PSOE atribuyó a Isabel Guerra y Rafael Carmona las supuestas irregularidades

La Fiscalía de Sevilla ha decidido denunciar a los ex concejales del PA Isabel Guerra Librero y Rafael Carmona para investigar su implicación en supuestas irregularidades cometidas bajo su mandato en los distritos Triana-Los Remedios y Nervión-San Pablo. Fuentes del Ministerio Público señalaron ayer que la decisión de llevar al juez a los dos ex ediles se ha adoptado después de tomar declaración a los empresarios que, según denunció el PSOE, cobraron facturas supuestamente duplicadas y que Guerra Librero y Carmona firmaron como responsables de los distritos.

Fuentes de la Fiscalía de Sevilla afirmaron ayer que las explicaciones dadas por los empresarios llamados a declarar no han disipado todas las dudas, por lo que se ha resuelto que sea un juez el que siga investigando el caso para ver si las facturas dobles se deben a errores administrativos o si, como denunció el PSOE, existe un delito de malversación de fondos públicos y falsedad documental. Estas fuentes aseguraron que la denuncia ante los Juzgados contra Carmona y Guerra Librero aún no se ha presentado, pero que se interpondrá en las próximas horas.

La investigación de la Fiscalía sobre la gestión de los dos ex concejales andalucistas se inició a raíz de una denuncia presentada por el portavoz del grupo municipal del PSOE, Francisco Fernández, el pasado 23 de mayo. La documentación aportada por los socialistas hacía referencia a dos casos de facturas supuestamente duplicadas que firmaron Carmona y Guerra Librero como concejales de dos distritos durante el mandato que el PA gobernó en coalición con el PSOE (1999-2003).

Rafael Carmona era delegado municipal del distrito Nervión-San Pablo en abril de 2001, cuando supuestamente firmó dos facturas iguales y con el mismo número por valor de 1.254 euros a favor de la empresa Construcciones Maremo por unos trabajos realizados en la calle Venecia. La sociedad, según los socialistas, cobró dos veces por la misma obra a través de dos talones.

Rafael Carmona es el edil que destapó el primer caso de facturas falsas supuestamente firmadas por el PSOE en el distrito Macarena. Carmona dimitió como concejal del PA el pasado 13 de junio junto a la entonces portavoz andalucista, Paola Vivancos, debido a sus desavenencias con la dirección local del partido.

Guerra Librero, por su parte, dejó el Ayuntamiento tras las elecciones municipales de mayo de 2003. Hasta entonces, había dirigido la concejalía de Obras Públicas y el distrito Triana-Los Remedios. La denuncia del PSOE se basa en que el 27 de octubre de 2000 firmó como delegada municipal de este distrito dos facturas de 1.464 euros para la empresa Construcciones y Servicios Ramón Moreno Pérez. Según los socialistas, la sociedad sólo hizo una vez el trabajo (alquiler, montaje y desmontaje de escenarios en actividades y velás de tres barrios), pero lo cobró por duplicado mediante dos cheques con distinto números y distinta fecha.

La investigación de estas supuestas facturas duplicadas ha correspondido José María Calero, uno de los cuatro fiscales adscritos al departamento de Diligencias de Investigación. Las supuestas facturas duplicadas fueron las primeras irregularidades supuestamente cometidas por el PA que detectó el PSOE mientras analizaba expedientes de los anteriores mandatos en el marco de la comisión de investigación que se creó en el Ayuntamiento para rastrear la gestión de los distritos. Según recoge el escrito que dirigió el portavoz municipal socialista, Francisco Fernández, a la fiscal jefa de Sevilla, María José Segarra, los hechos denunciados podrían constituir un delito de malversación de fondos públicos y falsedad documental, el mismo delito del que vio indicios la Fiscalía cuando hace en abril denunció ante el juzgado las dos facturas falsas firmadas por un concejal del PSOE en el distrito Macarena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 2005