Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Deportes con alta seguridad

Almería se blinda por la celebración de los Juegos Mediterráneos

Almería se ha blindado con motivo de la celebración de los Juegos Mediterráneos de 2005. Un plan especial de seguridad funcionará hasta que todas las delegaciones de atletas hayan abandonado la Villa Mediterránea. En el mismo participan los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, en colaboración con las policías locales de los distintos municipios y los demás efectivos relacionados con la seguridad y emergencias.

El dispositivo lo forman 3.300 efectivos: 1.900 del Cuerpo Nacional de Policía y 1.400 agentes de la Guardia Civil, según los datos ofrecidos por el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón. El Cuerpo Nacional de Policía se encarga del control de fronteras, la protección de personalidades y delegaciones, la vigilancia de los itinerarios diseñados, el apoyo en los controles de acceso, la protección interior y exterior de los recintos deportivos y el chequeo de personas.

Más de 4.000 agentes dependen del Centro Coordinador de Emergencias

Es la Guardia Civil la encargada del control de pistas de aeronaves del aeropuerto, de la llegada y salida de los participantes, así como del control y vigilancia de los establecimientos hoteleros y las instalaciones deportivas. La Guardia Civil está además presente en el centro de coordinación de emergencia que se instaló en El Toyo, donde se enclava la residencia de los deportistas, la Villa Mediterránea.

La Guardia Civil pone a disposición de los Juegos 130 vehículos de seguridad ciudadana, 60 para el Grupo Rural de Seguridad, 25 de investigación, 100 de Tráfico, tres helicópteros, 10 embarcaciones y dos vehículos especiales de comunicaciones. El empleo de las nuevas tecnologías permitirá la captación de imágenes en helicóptero que serán examinadas en la Central Operativa de Servicios, que estará conectada con la sede de la Dirección General de la Guardia Civil, en Madrid, y que permitirá enviar a cualquier lugar del mundo todo tipo de información vía satélite.

La Guardia Civil cifra el coste del operativo en 700.000 euros de gastos adicionales y un millón de euros de gastos ordinarios. De los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, la mayoría pertenecen a las Unidad de Intervención Policial, alrededor de 750, pero también se han asignado a tareas concretas agentes de las Unidades de Subsuelo, Caballería, Guías Caninos, Servicio de Helicópteros, Grupo Especial de Operaciones (GEO), así como funcionarios de Policía Científica, Judicial, Extranjería o la Unidad Central de Protección. A todos ellos se suman los 411 alumnos que harán sus practicas dentro de la denominada Operación Ancla.

El Centro de Coordinación de Emergencias realizará su servicio a través del número 112 y pondrá en marcha el protocolo de actuación necesario para cada caso. Desde ayer y hasta el 4 de julio más de 4.000 efectivos de toda la provincia dependen de este centro, incluidos Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía. El Centro Coordinador de Emergencias está dotado de las tecnologías más avanzadas en sistemas de cartografía o comunicaciones vía satélite, y dispone de una helisuperficie que permite el aterrizaje de los helicópteros.

Serán un centenar de personas las que se dedicarán a coordinar el dispositivo, formado por 150 efectivos para casos de incendios y salvamentos, 200 profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y Cruz Roja, y los 3.000 agentes de los cuerpos de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de junio de 2005