Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Quijote' de La Fura abre el Festival de Castilla y León

Con Don Quijote enganchado a Internet, en lugar de a las novelas de caballerías, La Fura dels Baus abrirá esta noche en la plaza Mayor de Salamanca el I Festival Internacional de las Artes de Castilla y León. A lo largo de un mes, un total de 270 espectáculos a cargo de 180 compañías de varios países ocuparán espacios abiertos y recintos cerrados por todas las zonas de la ciudad con sus propuestas, cuatro de las cuales serán estrenos internacionales, y otras 19, estrenos nacionales. El teatro, la música, la danza y otros apartados configuran la primera edición del festival (www.festivalcyl2005.com), con decisión de permanencia, organizado por la Junta de Castilla y León a través de la Fundación Siglo, con motivo del 250º aniversario de la plaza Mayor salmantina.

No he leído don Quijote es el estreno con el que La Fura dels Baus meterá en un reloj de arena-habitación al personaje de Cervantes, "enganchado en el tiempo, como especie de mutante", ha señalado Carlos Padrissa, uno de los directores artísticos. "Hoy en día, los quijotes que confunden la realidad con la ficción ya no leen libros de caballerías, sino que se dedican a juegos por Internet, y ahí es donde se dan los casos de esquizofrenia que van en aumento". Por ello, ha precisado que "en realidad, el espectáculo quiere ser un homenaje a los libros y, así, termina con la frase: 'Un libro es un objeto misterioso. Pones los ojos en un libro, y una voz que no es tuya y que llega de otro tiempo y de otro lugar habla dentro de ti".

Con la pretensión de "explicar un poco el Quijote", La Fura ha montado un entramado de gran complejidad en el recinto barroco, cargado de grúas y torres, mecanismos que permiten dar respuesta a la creación de molinos humanos mediante la composición de una figura molecular con 20 trapecistas aéreos que vuelan sobre el espacio de la plaza, "en el momento de la lucha contra el fantasma de la no lectura, que representan los medios de comunicación, los juegos, la industria de los videojuegos", según Padrissa.

Fascinación

Carlos Padrissa ha indicado que la propuesta, que también incorpora la ópera para sacar ese género de la sacralización de los teatros líricos, "aporta un tipo de teatro que viene del ancestro, del auto sacramental que se representaba en la calle", y que "ejerce gran fascinación en la gente", incluso "porque conlleva peligro, lo cual es muy mediterráneo e ibérico".

Una parte de los espectadores pueden optar por situarse directamente en medio del centro de operaciones de los actores y la escenografía, si aceptan mojarse e incluso mancharse con pintura, en lo que se ha denominado como experiencia "de este bicho bastante extraño" que es La Fura, según Jürgen Müller, otro de los directores.

Además, en el casco antiguo cuelgan esculturas volantes, propuesta del francés Rémi Polack inspirada en Brueghel. Y el festival prestará una especial atención a Francia, ya que la ciudad de Nancy también celebra el 250º aniversario de su plaza mayor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2005