Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE e IU interpretan que los ediles andalucistas renuncian porque admiten las irregularidades

Los dos socios en el gobierno municipal, PSOE e IU, se apuntaron ayer el mérito de las dimisiones de Paola Vivancos y Rafael Carmona y las interpretaron como una asunción de responsabilidad política por las anomalías detectadas en la gestión del PA. Para la portavoz de IU, Paula Garvín, existe una "relación directa" entre la renuncia de los dos portavoces andalucistas y el trabajo de la comisión de investigación sobre las irregularidades en los distritos.

Por su parte, el portavoz del gobierno, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, leyó un comunicado como vicesecretario general de la ejecutiva provincial del PSOE. En el texto se advertía que las dimisiones presentadas ayer eran la "única salida" que tenían Carmona y Vivancos. "Hoy se ha hecho justicia", señaló Gómez de Celis, para quien las irregularidades administrativas en la gestión de los distritos del PA "que han quedado demostradas" en la comisión de investigación "requerían" la dimisión de que sus "responsables directos"

Los portavoces de PSOE e IU se refirieron también al "pacto de silencio" que, según Vivancos, han suscrito las dirección local socialista y la andalucista. Gómez de Celis aseguró que tal acuerdo no se ha suscrito "ni ayer, ni hoy, ni mañana". "Desgraciadamente, Vivancos y Carmona se marchan de este Ayuntamiento dejando su marca, su estilo, que es el intento de falsear la realidad tratando con ello de enrarecer el ambiente político de la ciudad".

Garvín, por su parte, dijo no tener constancia del supuesto acuerdo, pero aseguró que se lo preguntará mañana a su socio de gobierno en la reunión semanal que mantienen PSOE e IU. "Me parecería escandaloso que el pacto fuera cierto", apuntó la portavoz de la formación de izquierdas. Garvín reconoció que a su grupo no le interesaría que el acuerdo existiera porque IU "pretende mantener el pacto con el PSOE en el próximo mandato", en referencia a la posibilidad de que socialistas y andalucistas estuvieran abonando el terreno para reeditar una coalición de gobierno tras las próximas elecciones municipales, previstas para mayo de 2007.

El portavoz municipal del PP, Jaime Raynaud, exigió al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, que aclare públicamente qué hay de cierto en los rumores de un pacto con el PA. "Sería un atentado a la democracia", aseguró Raynaud, para quien las razones argüidas ayer por Vivancos y Carmona para justificar su dimisión suponen la acusación "más grave" que se ha producido en el Ayuntamiento en los últimos 25 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de junio de 2005