Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La poeta Aurora Luque abre la Feria del Libro de Málaga

"La literatura puede llegar a ser una droga tóxica si no procura placer". La poeta Aurora Luque utilizó severos y atractivos dardos para hablar de libros, y advirtió ayer de que éstos no son una obligación con la que cumplir. Fue durante el pregón inaugural de la XXXV edición de la Feria del Libro de Málaga. "Puede convertirse en fuente de hastío, displacer y de un dolor insoportable", añadió.

Luque habló con claridad cristalina y sin pelos en la lengua: "La literatura no es ni buena ni mala, y depende de la calidad de las relaciones con la vida del lector". La poeta hizo memoria y habló de la diversidad que supone sumergirse en distintos tipos de libros. "Está el libro bálsamo, que nos consuela y nos hace descansar, el libro refugio que nos blinda de miserias y mordiscos de la vida cotidiana, el libro confidente que nos escucha y susurra consejos, y el libro amigo adulador que nos dice lo que exactamente quiere oír".

Luque también estuvo crítica y denunció la utilización de la cultura con fines comerciales, además de mencionar las bondades de poseer la mejor colección de sueños e historias editadas en papel: "Una biblioteca funciona a menudo como una agencia de viajes, y su dueño tiene al alcance pasajes para viajar con júbilo en submarinos, veleros, alfombras voladoras o camellos sinuosos..."

54 casetas y 65 actos

La Feria del Libro se inaugurará mañana en el Paseo del Parque, donde 54 casetas expondrán las novedades editoriales hasta el próximo 5 de junio. De estas casetas 16 serán de librerías, 24 de editoriales y el resto serán expositores de instituciones. Con la feria coinciden distintas exposiciones relacionadas con la palabra. En el Museo Municipal está abierta la muestra Trazo y verbo, que revela la influencia de la Generación del 27 en la pintura. Objetivo: la palabra la componen fotografías de Pepe Ponce en la sala de exposiciones del Rectorado de la Universidad. Una exposición dedicada a Manuel Altolaguirre se puede visitar en el Archivo Histórico Provincial.

Durante los diez días que dura la feria habrá 65 actos de presentación a cargo de sus actores, entre los que estará la Guía de Librerías de Málaga. En el recinto Eduardo Ocón se celebrarán los cuentacuentos a cargo de jóvenes artistas y además hay otras actividades habituales de la feria como los talleres de encuadernación, un bibliobús, una biblioteca, ludoteca y la pequeteca, para la difusión de la lectura infantil y que tuvo una acogida "magnífica", en palabras de Francisco Argüelles, vicepresidente de la Asociación de Editores de Andalucía.

El presupuesto de la feria es de 130.000 euros, aportados por el Ayuntamiento, Diputación y Junta. El año pasado se expusieron 30.000 libros y el volumen de negocio de la Feria del Libro de Málaga fue de 170.000 euros, cifra que los organizadores esperan igualar o mejorar a partir de mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de mayo de 2005