Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA reta a Caltagirone a presentar su oferta por BNL

Bruselas pide explicaciones a Italia por sus trabas al banco español

El presidente del BBVA, Francisco González, desafió ayer al grupo que rivaliza con el banco español por controlar la italiana BNL, liderada por el constructor Francesco G. Caltagirone, a actuar con "transparencia" y poner su propia oferta sobre la mesa, en lugar de recurrir a "maniobras". La comisaria europea de la Competencia, Neelie Kroes, ha pedido al Banco de Italia "más información" sobre las condiciones que ha exigido al BBVA.

La batalla por el control de la Banca Nazionale del Lavoro (BNL), que escenifica las posibilidades reales de realizar una fusión bancaria transfronteriza en un país cerrado a la banca extranjera como Italia, debe jugarse con las mismas reglas para todos los contendientes, empezando por las reglas de "transparencia". Éste fue el mensaje lanzado ayer desde Barcelona por el presidente del BBVA, Francisco González, al desafiar al grupo rival, el llamado contrapacto, liderado por el empresario Francesco Gaetano Caltagirone, a contraatacar con su propia oferta, en lugar de resistirse con "todo tipo de maniobras".

"Si otra parte del banco quiere mantener el control, debería presentar otra oferta con total transparencia y que defienda los intereses de todos los accionistas", explicó González, a preguntas de varios empresarios españoles, en el cierre de la asamblea del Instituto de la Empresa Familiar (IEF).

El BBVA se siente con "fuerza moral" tras haber obtenido un 48,2% de los votos tras la junta de accionistas de la BNL celebrada el pasado sábado, y "espera" ahora que "sea el mercado quien decida". Pese a ello, González no escondió que en esta guerra se contraponen un modelo "de transparencia y libre mercado" frente a otro, que criticó por "superado" en la Europa occidental, en alusión a lo que ocurre en "una parte de Italia".

La UE pide información

A este respecto, el Banco de Italia ha anunciado que la oferta del segundo banco español sólo será válida si alcanza al menos el 50% del capital, uno de los obstáculos con los que ha topado el BBVA.

El presidente del banco español hizo una defensa encendida de la libertad económica y de la globalización de los mercados, advirtió que "se equivocan" quienes se opongan a estas leyes y que, acabe como acabe el episodio de BNL, "habrá un antes y un después en la historia financiera de Italia y de Europa".

La comisaria europea de la Competencia, Neelie Kroes, anunció por su parte que ha pedido al Banco de Italia "más información", en referencia a las condiciones que éste ha impuesto al BBVA para la adquisición de BNL. La comisaria recordó a la entidad italiana que la Comisión Europea (CE) tiene "jurisdicción exclusiva" sobre las fusiones transnacionales y advirtió de que si no cumple la legislación comunitaria, les obligará a hacerlo.

Kroes señaló al sector financiero como uno en los que "la competencia no funciona como debería". Para intentar solucionar la falta de competencia, la comisaria anunció la creación de encuestas sectoriales cuyo objetivo será detectar los problemas existentes y ejecutar las reformas necesarias para aumentar la competencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 2005