Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los artistas reciben en sus estudios

Numerosos barceloneses curiosearon ayer en los talleres de los creadores de Ciutat Vella

"Tallers Oberts permite establecer un puente entre los artistas y el público, y crear una ósmosis entre el taller y el entorno. A menudo la gente tiene una idea preconcebida y equivocada de los artistas y esto permite desmontar los falsos mitos que nos rodean", explica la argentina Marcela Jardón, que trabaja con el catalán David Balart. Su taller (Sant Rafael, 14), donde se pueden visionar y adquirir vídeos, animaciones y CD-ROM interactivos, es uno de los 72 estudios de artistas residentes en los barrios barceloneses del Raval, el Gòtic y el Born, que participan en la 12ª edición de Tallers Oberts, que se celebra este fin de semana y el próximo (días 28 y 29).

"Más allá de las ventas, la iniciativa es interesante por los contactos que se pueden establecer. El año pasado, al ser los únicos creadores multimedia, recibimos muchas visitas de estudiantes interesados en los procesos creativos vinculados a las nuevas tecnologías y este año parece que el interés por el tema ha aumentado", apunta Balart, que ha colocado una webcam en su taller, para que a través de Internet (http://www.marcelajardon.com/descargas/webcam.html) se pueda ver lo que allí pasa.

A pesar de que es el primer día, el flujo de gente es continuo y los artistas están satisfechos, aunque muchos no esconden su preocupación por la situación inmobiliaria del barrio. "Cada vez es más difícil alquilar un taller. Yo llegué aquí hace dos años, ahora toda la finca ha sido vendida y ya me han notificado que, dentro de dos años. cuando se acabe el contrato, tendré que irme", cuenta el pintor francés Jean-François Desbordes (Príncipe de Viana, 14), que realizará una gran pintura al óleo con las contribuciones de los visitantes, como ya hizo el año pasado. "Si no se invierte la tendencia, dentro de cinco años no habrá más talleres en Ciutat Vella", añade.

Gracias a los mapas que se distribuyen en los puntos de información (Convent de Sant Agustí , Comerç, 36, y FAD, plaza dels Àngels 5-6), los talleres se encuentran fácilmente. Muchos son espacios compartidos por varios artistas, como el Taller de Ideas (Sant Vicenç, 33), fundado por la diseñadora Karol Bergeret bajo el lema "Espacio de creación, ideas en acción", donde esculturas sobre tablas de planchar se exponen junto a lámparas personalizables y objetos de inspiración pop. También hay colaboraciones familiares. Es el caso del pintor Alfredo Lanz (Ferlandina, 39), que acoge en su estudio las esculturas de su mujer, Montserrat Faura, y las fotografías de su hija Agatha.

Aunque predomina la pintura, los talleres reflejan las diferentes aproximaciones pluridisciplinares de la creación contemporánea. La catalana, de madre alemana, Karen Foix y la sueca Jenny Larsson (Ferlandina, 49) utilizan la pintura para sesiones de arteterapia, en colaboración con un equipo médico de una clínica barcelonesa, y el próximo fin de semana impartirán talleres de reciclaje creativo para niños y adultos. En su taller situado justo encima de una mezquita, rodeada por la letanía de los rezos, Elisabet Mabres (Hospital, 91), una de las veteranas de la manifestación, mezcla pintura, escultura, fotografía y textos en unas interesantes piezas escultóricas autobiográficas. "Acaban de robarme un anillo", dice, más sorprendida que enfadada, señalando un mostrador de bisutería del que falta una pieza. Mabres acoge en su taller a Ciò Vives, una creadora de Malgrat de Mar que expone fantasiosas indumentarias y una colección de sombreros inspirados en los meses del año, que protagonizarán un desfile de clausura el próximo domingo a las 20.30 horas. También hay tejidos en el taller de Teresa Rosa Aguayo (Notariat, 10), que recibe al público rodeada de telares, prendas de vestir, pequeñas miniaturas y originales pulseras hechas con trozos de hilos sobrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 2005