Un informe municipal señala que Majadahonda perdió un millón de euros al vender una parcela

Simancas: "El culebrón de la corrupción urbanística parece no tener fin"

Un informe del interventor del Ayuntamiento de Majadahonda, fechado en abril de 2000, destapó que la venta de una parcela municipal de 30.154 metros cuadrados a la constructora Afar4 -propiedad de un amigo del ex alcalde de la localidad y ex secretario general del PP, Ricardo Romero de Tejada- provocó un "perjuicio económico" a las arcas municipales de 187.543.796 millones de pesetas (algo más de un millón de euros).

¿Cómo llegó el interventor a esta conclusión? En marzo de 1999, el entonces alcalde, Ricardo Romero de Tejada, inició el expediente de venta de la parcela DN-8 mediante subasta. El solar tenía 30.514 metros cuadrados. El arquitecto municipal la valoró en 1.373 millones y señaló en su informe que se había "procedido a depurar la situación física de la parcela, no siendo necesario su deslinde": es decir, estaba lista para vender. Se presentaron dos empresas: Afar-4, que ofreció 1.700 millones, y Mapfre, que daba 1.510.

Pero el 25 de septiembre de ese año, Afar-4 remitió un escrito al Ayuntamiento denunciando la existencia de "vicios ocultos": una línea de alta tensión y una conducción del Canal. Por ello, la constructora pedía que se aplazase "el pago de la adjudicación hasta que Ayuntamiento e Iberdrola hagan desaparecer el actual tendido".

Servidumbres desconocidas

En abril de 2003, un técnico municipal firma la propuesta de resolución definitiva en la que se permite el fraccionamiento del pago: 600 millones en un primer plazo, 600 millones 18 después y otros 502 doce meses más tarde. El interventor municipal redactó después un informe en el que mostraba su sorpresa porque en el momento del pago "se hayan descubiertos servidumbres desconocidas hasta entonces" y reclama que se exijan "las responsabilidades, en todo orden, en que pudieran haber incurrido autoridades, funcionarios, empresas públicas o privadas".

Y añadía que la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas permite al Ayuntamiento cobrar los intereses de demora legales. El interventor calcula en 187 millones de pesetas las pérdidas causadas y recomienda a la alcaldía que abra expediente informativo. Pero, además, otro informe del secretario municipal ponía en duda que no se pudiese construir en la parcela y que Afar-4 no conociese los vicios ocultos de antemano.

El caso acabó con Afar-4 vendiendo la parcela a Mapfre, la otra entidad que se presentó al concurso, y que actualmente levanta un edificio de oficinas en el solar. Afar-4 declinó ayer hacer declaraciones. Rafael Simancas, secretario regional del PSOE, manifestó ayer: "El culebrón de la corrupción en Majadahonda parece no tener fin y tiene además un protagonista: Romero de Tejada". Por su parte, Carmen Menéndez, del PP, edil de Hacienda en el momento de la venta, afirma que la "operación fue legal, que la ley permite el fraccionamiento del pago" y que finalmente se cambió el trazado de la tubería, "que costó 500 millones y que pagó el Canal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de mayo de 2005.

Se adhiere a los criterios de