Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA pide que se aclare si su rival en la pugna por BNL tiene más del 30%

La entidad convoca junta extraordinaria para ampliar capital el 14 de junio en Bilbao

El BBVA empieza a tomar medidas preventivas ante posibles complicaciones o trampas en el camino para hacerse, mediante OPA, con el 85% de la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) que no controla. La entidad presidida por Francisco González ha pedido la intervención de la Comisión de Valores italiana (Consob) para que investigue si el contrapacto, reunido alrededor del constructor Francesco Gaetano Caltagirone, opuesto a la oferta pública de acciones (OPA) del BBVA, puede controlar más del 30% del capital de la BNL. Si ha superado este porcentaje, la ley italiana le obligaría a lanzar una OPA por el 100% de la BNL porque se entiende que puede impedir el triunfo de la oferta del BBVA, a la vez que perjudica al resto de accionistas.

Las sospechas del BBVA se basan en que en la víspera de la primera convocatoria de junta de accionistas se registró el 75% del capital. Al día siguiente, el 30 de abril, sólo acudió el 44% del capital. Es decir, el 31% de las acciones de la BNL actuó de forma coordinada, lo que podría revelar que Caltagirone controla más del 24% que declaró, lo que podría traerle problemas. Este mayor control del capital podría reflejarse el sábado en la junta, ya que el contrapacto podría hacerse con la mayoría de los consejeros.

Por otro lado, el BBVA anunció ayer que el próximo 14 de junio celebrará en Bilbao, en segunda convocatoria, la junta extraordinaria de accionistas, que debe aprobar la ampliación de capital necesaria para adquirir la BNL. Los accionistas tendrán que autorizar al consejo para ampliar capital en 531 millones de acciones, el 15,66% del capital. Estas acciones, valoradas ayer en 6.692 millones, se canjearán con las de la BNL, en una proporción de una del BBVA por cinco del banco italiano.

El BBVA cuenta con la autorización del Banco de Italia, pero ayer se conoció un detalle relevante. El supervisor italiano ha condicionado su autorización a que el banco español adquiera más del 50% de la BNL. La justificación esgrimida por el Banco de Italia es que con menos del 50% no habrá estabilidad en la BNL. En medios financieros se considera una dificultad más para la entidad española.

Paquete de control

Es cierto que el BBVA había condicionado su OPA a controlar más del 50% (incluido el 15% que ya posee), pero se reservó la posibilidad de que, si lograba un paquete de control con menos del 50%, daría por buena la OPA. Ahora, si el BBVA consigue menos del 50%, deberá esperar una nueva autorización del Banco de Italia.

Mientras tanto, el mercado italiano sigue en ebullición. De hecho, los expertos apuestan por una contraoferta, puesto que las acciones de la BNL cotizan un 6,15% por encima del canje del BBVA. Las especulaciones se basan en que la entidad regional Banca Popolare di Emilia Romagna ha anunciado que ha adquirido el 2% de BNL en pleno proceso de OPA a un precio superior al ofrecido por el BBVA. Además, la aseguradora Unipol, que controla el 1,97% de BNL, ha pedido permiso para comprar hasta el 10% de la misma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005