Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVVSA acusa a los socialistas de defender a una empresa privada

El gerente del Instituto Valenciano de la Vivienda, José Fermín Doménech, quiso salir ayer al paso de las acusaciones formuladas el miércoles en las Cortes Valencianas por el diputado socialista Adolf Sanmartín, sobre el supuesto trato de favor que el consejero de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, dio a una empresa en la venta de una parcela en Paterna propiedad de la empresa pública. El PSPV denunció que el terreno fue adjudicado a una mercantil que no presentó la mejor oferta económica. El IVVSA dice que el PSPV "defiende" a la empresa balear que hizo la mejor oferta económica y añade que la mercantil que se adjudicó el solar, con la tercera oferta económica más alta, reunió "la mejor puntuación en el apartado de mejoras sociales", que la nota no especifica. La oferta económica representaba el 45% en el baremo valoración del concurso convocado por la empresa pública.

El directivo justifica la adjudicación a una empresa que ofreció menos que otras dos aspirantes por el criterio de la Generalitat de evitar un incremento de los precios de la vivienda. Pero ese criterio no se tuvo en cuenta al adjudicar las otras dos parcelas del concurso convocado para construir viviendas libres en Paterna. Ambos solares fueron adjudicados a las empresas que presentaron la mejor oferta económica. Una de las empresas a las que, según Sanmartín, favoreció Blasco no figura en el Registro Mercantil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2005