La Fiscalía y el Ayuntamiento de Málaga abren sendas investigaciones sobre el informe policial de una edil

La Fiscalía de Málaga ha abierto de oficio diligencias de investigación por la filtración del informe del servicio de escoltas de la Policía Local de Málaga en el que se detallan actividades privadas de la concejal del PP Rosa Agüera y en el que aparecen también consideraciones sobre su trabajo. Dado que se trata de un informe confidencial con teóricamente un uso reservado para el servicio de seguridad de los concejales, la filtración podría suponer un presunto delito de infidelidad en la custodia de documento.

Ayer también la Junta de Gobierno Local del consistorio abrió el expediente de investigación reservada para determinar no solo quien filtró el informe, sino también por qué se hizo, como se hizo. La portavoz del PP, Mariví Romero, justificó el uso de esta fórmula en que "es más eficaz" para esclarecer lo sucedido que la apertura de una comisión de investigación en la que participaran todos los grupos políticos, como ha solicitado la oposición. Romero consideró también que de esta forma se podrá resarcir mejor a la concejal afectada porque se han vulnerado algunos de sus derechos.

La portavoz del PSOE, Marisa Bustinduy criticó la decisión del equipo de Gobierno. "Mucho tiene que esconder el alcalde, que tiene temor de que tengamos información sobre este asunto". Según el PSOE, el área de seguridad del Ayuntamiento "se ha pasado de la raya" con este informes exhaustivos sobre la vida de una concejal, del que hace responsable al coordinador del departamento, Carlos Rubio.

El Ayuntamiento designó ayer como instructor y secretario del expediente a sendos funcionarios del gabinete jurídico y del área de personal, y anunció que se solventará "en el plazo más breve posible". La intención del Ayuntamiento es trasladar el resultado de su investigación a la Fiscalía.

El comité ejecutivo de Nuevas Generaciones del PP de Málaga condenó ayer el informe policial que contiene cuestiones de la vida privada de Rosa Agüera, a la que dio su apoyo "incondicional".

El asunto que ha desatado una tormenta política en Málaga será llevado también al Parlamento de Andalucía. El diputado de IU por Málaga, Antonio Romero, anunció ayer que en el próximo pleno formulará una pregunta oral a la consejera de Gobernación, Evangelina Naranjo, par que informe "si tiene previsto tomar alguna medida que garantice la seguridad y el derecho constitucional que se han visto vulnerados en el caso de la concejal Rosa Agüera".

Según Romero, los hechos son "gravísimos" porque se ha puesto en peligro la seguridad de la concejal y se ha vulnerado su derecho a disponer de su vida privada y sus creencias".

Colateralmente, el caso ha servido para reabrir el debate sobre la conveniencia de que los concejales dispongan de escoltas, algo a lo que son contrarios algunos ediles del PP desde antes de que se conociera este polémico informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50