Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silencio pactado de 24 horas

El acto celebrado ayer en Carmona se celebró bajo la sombra de la propuesta del Gobierno tripartito de Cataluña, que preside el socialista Pasqual Maragall, sobre la financiación autonómica. Desde primeras horas, los principales responsables del PSOE de Andalucía y del Gobierno autonómico recibieron la indicación de no hacer valoraciones públicas sobre el documento del tripartito, una cautela que guardó el presidente de la Junta, quien sólo aludió a la misma de forma indirecta al rechazar el establecimiento de privilegios de unos territorios sobre otros.

Al término del acto, Manuel Chaves también rehusó hacer declaraciones y someterse a preguntas de los periodistas. Sólo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresidente económico, Pedro Solbes, opinaron sobre la iniciativa de financiación catalana.

La tregua durará previsiblemente sólo 24 horas. A partir de hoy está previsto que los dirigentes socialistas andaluces celebren en todas las provincias actos públicos y conferencias de prensa para dar a conocer su propuesta de reforma estatutaria y será muy difícil que guarden silencio monacal sobre una propuesta que, a micrófono cerrado, tachan de "inviable" e "inaceptable de cabo a rabo" y comparan "al canto de la Traviata". "Estamos rotundamente en contra de lo que en el fondo propone el PSC. Eso no va a salir adelante", vaticinó un destacado miembro de la ejecutiva regional quien añadió: "Lo nuestro sí va a llegar a la meta, pero lo de ellos, creo que no".

Los socialistas andaluces, pese a que se esforzaron en resaltar las virtudes de su documento de reforma, no pudieron dejar de trasladar un cierto enojo por la coincidencia de las presentaciones catalana y andaluza. También aseguraron no tener conocimiento previo de la propuesta de Maragall, la cual, según fuentes del PSOE, era desconocida para Chaves y la comisión ejecutiva federal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005