Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millar de estudiantes y profesores se manifiestan en Sabadell contra la detención del menor de 14 años

Un millar de jóvenes estudiantes y profesores se concentraron ante el Ayuntamiento de Sabadell (Vallès Occidental) y recorrieron las calles de la ciudad hasta llegar ante la comisaría de la Policía Local en protesta por la detención de un joven de 14 años por parte de miembros de este cuerpo. El menor fue detenido el pasado 14 de abril tras enganchar pegatinas críticas con el alcalde en la pared de un edificio municipal. Los adhesivos rezaban: ¿Estil Bustos? No gràcies. Los manifestantes gritaron consignas como Basta represión contra la juventud que lucha y Menos represión y menos mentiras.

Los jóvenes leyeron un manifiesto en el que reprobaban la actitud de la policía local y la manera de actuar del equipo de gobierno municipal, formado por el PSC, ICV-EUiA y ERC. Carme Lamarca, una de las profesoras del joven de 14 años detenido describió a éste como "un alumno ejemplar y responsable" y criticó la actuación policial por "desproporcionada". Los jóvenes reciben ataques por los dos bandos. Por un lado, "señaló Lamarca, "están los otros grupos que no están de acuerdo con ellos [en referencia a los grupos fascistas y skins] y por el otro, la policía, que no actúa de forma justa".

Hoy hay otra concentración de protesta por los mismos hechos ante el Ayuntamiento coinciendo con el pleno municipal. Entidades y colectivos de jóvenes la han convocado en protesta por la gestión del alcalde, el socialista Manuel Bustos.

En la última semana en Sabadell se han precipitado las protestas, las réplicas y las contrarréplicas. El futbolista del Barça, Oleguer Presas, que dedicó su gol el pasado domingo ente el Málaga al joven de 14 años, ha querido dar también su opinión. En una entrevista en la revista de Sabadell Ordint la Trama, Presas asegura que el Ayuntamiento realiza "una política de circo, más que de ciudad. No es la primera vez que un concejal asume el papel de víctima cuando realmente las víctimas somos los ciudadanos que padecemos su incompetencia cuando se trata de gestionar la policía Municipal".

Presas fue uno de los once detenidos por el polémico caso Bemba, la fiesta de clausura de un bar en septiembre de 2003 que acabó en una persecución por las calles de Sabadell y con una carga de la Policía Local muy criticada por desproporcionada. Todos los detenidos fueron puestos en libertad con cargos. Los dos concejales que estaban frente a la policía aquella noche, Francisco Bustos, hermano del alcalde, y Joseph Ayuso fueron denunciados por presuntos delitos de amenazas, coacciones, detención ilegal y lesiones. Bustos dejó sus responsabilidades al frente de la Policía Local la pasada semana, cuando arreciaba la polémica por la detención del menor, y alegó "amenazas de los antisistema", aunque sigue siendo concejal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2005