Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit comercial de Cataluña aumentó el 28,7% en 2004

El déficit comercial catalán con el extranjero, que no deja de engordar desde 1996, alcanzó en 2004 los 21.127 millones de euros, el 28,7% más que en 2003, según datos de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Este aumento del déficit comercial se debe en buena medida al auge de las importaciones catalanas, que, con un incremento del 11,9%, fueron las más altas de los últimos cuatro años. Las exportaciones crecieron el 4,5%, medio punto más que en 2003. Aun así, en 2004 la cuota catalana en la exportación mundial se redujo tres décimas respecto al máximo histórico, conseguido el año anterior, y se situó en el 0,54%.

Para la Cámara de Comercio, dadas "las dificultades que están caracterizando al contexto exterior durante los últimos años", el alza de las exportaciones catalanas es "positiva". En 2004, por ejemplo, estas remesas se encarecieron "significativamente" debido a que el euro aumentó el 10% con respecto al dólar. Además, el crecimiento de la zona euro, adonde se dirigieron el 63% de las exportaciones, aunque "continúa dando señales de debilidad", mejoró el 2% con relación al año anterior, según la misma fuente.

Mercado francés

Durante 2004, Francia compró el 40% del total de los productos y servicios exportados por Cataluña, con lo que se convirtió en su principal mercado, por delante de Italia, que compró el 13%; Turquía, que se llevó el 11%, y Portugal, que recibió el 9% del total de las exportaciones catalanas.

Los nueve países que más han contribuido al fuerte crecimiento de las importaciones catalanas -significan el 67% del total- son Alemania (19%), Francia (12%), Italia (11,5%), Japón (5,7%), China (5,2%), los Países Bajos (5,1%), el Reino Unido (4,8%) y Bélgica y Luxemburgo (3,9%). La Cámara de Comercio destaca el auge de China, que en sólo cuatro años ha pasado del noveno al quinto puesto en la lista de proveedores más importantes de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2005