Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Juan Pablo Torres, trombonista y compositor cubano

El trombonista, compositor y director musical Juan Pablo Torres falleció el 17 de abril, en un hospital de Miami. Tenía 58 años y se lo llevó un tumor cerebral. El Nuevo Herald recoge las declaraciones de Cachao: "Fue un gladiador incansable por la música cubana". Era sin duda el trombonista cubano de referencia y uno de los grandes instrumentistas latinos. Como escribió Nat Chediak en su Diccionario de Jazz Latino, "en él coinciden las dos escuelas del trombón cubano: la tradicional de Generoso Jiménez y la jazzística de Pucho Escalante". "Bebí de las fuentes del jazz, pero siempre acordándome de Chapotín", había dicho.

Nacido en 1946 en Puerto Padre, la población de Oriente que también vio nacer al pianista Emiliano Salvador, se inició con el bombardino en la Banda Municipal. Aún no se había graduado en la Escuela Nacional de Arte (ENA) -sólo necesitó año y medio- y ya se había hecho notar en la formación de Octavio Sánchez Cotán. En una entrevista confesó que la persona que le había impulsado a ser músico fue su padre. "Mi papá tocaba la trompeta y el trombón y, desde el primer día me enamoré del trombón". En la primavera de 1967 entró en la histórica Orquesta Cubana de Música Moderna, en la que conoció a Chucho Valdés, Paquito D'Rivera y Arturo Sandoval. Ellos formarían luego Irakere y Torres iba a liderar su propio grupo, Algo Nuevo, explorando nuevos sonidos para los géneros tradicionales. En 1979 recibió el encargo de reunir a cantantes e instrumentistas como Miguelito Cuní, El Niño Rivera, Enrique Jorrín, Tito Gómez o Richard Egües para las descargas de Estrellas de Areito.

En 1992 tomó la ruta del exilio y, tras pasar por España, se instaló en Florida. "Mientras más lejos de Cuba me encuentro fisicamente, más cerca estoy espiritualmente", comentó. Su nombre figura como trombonista, compositor, arreglista o productor en los créditos de grabaciones de Tito Puente, Eddie Palmieri, Chico O'Farrill, Dizzy Gillespie, Gilberto Santa Rosa, Frank Pourcel o Charles Aznavour.

Contribuyó al retorno de Bebo Valdés en 1995. Bebo rides again!, propiciado por Paquito D'Rivera y el sello alemán Messidor, era el primer disco en treinta años del pianista. El año pasado, de la mano de Fernando Trueba, Juan Pablo Torres volvió a encontrarse con Bebo Valdés en Bebo de Cuba. También en 1995 firmó su primer disco norteamericano, Trombone man, producido por Paquito D'Rivera. En las notas, el saxofonista y clarinetista decía: "Le oí por primera vez a través de la ventana del hotel Comodoro en La Habana, el verano de 1965. Tocaba el maldito trombón como no había escuchado tocarlo a nadie en un conjunto sonero". Dirigió el proyecto Cuban Masters. Los Originales, reuniendo en 2001 a maestros como Israel López Cachao, José Fajardo, Carlos Patato Valdés o Alfredo Chocolate Armenteros. El año siguiente, en el disco Buena Vista. The next generation, juntó a Rubén González, Changuito, Pancho Amat, Tata Güines y Pío Leyva con descendientes de algunas de las leyendas musicales de Cuba.

Juan Pablo Torres produjo Generoso ¡que bueno toca usted! (2002), tributo al octogenario trombonista de Beny Moré, que no grababa desde 1965. El disco supuso otro acercamiento entre músicos de la isla y del exilio. Publicó Pepper trombone (1997), Descarga afrocubana (1998), Juntos de nuevo (2000) -con sus antiguos compañeros Chucho Valdés y Arturo Sandoval, además de Horacio El Negro Hernández, Steve Turre, Giovanni Hidalgo...-, ¡Cómo pica! (2002) o Identidad (2004). La última vez que actuó en España fue hace unos meses en Calle 54. Y su última obra, el arreglo y dirección musical de Clara, canción de Juan Pablo Silvestre incluida en la banda sonora de la película Para que no me olvides. Torres decía que de aquí a unos años se veía enseñando música. En noviembre, en el teatro Manuel Artime de Miami se organizó un concierto para ayudar a pagar su costoso tratamiento médico. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de abril de 2005