Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones en el PaísVasco

EB fracasa en su objetivo de lograr grupo parlamentario

El partido de Madrazo admite que la entrada del PSE en el Ejecutivo sería una opción

Ezker Batua (EB) se quedó ayer como estaba, con tres escaños, y esa situación frustra todos sus objetivos. Aunque es la única fuerza del Gobierno vasco que no ha sido castigada con un descenso de representación, seguirá sin grupo parlamentario propio y sin fuerza para negociar su entrada en el próximo Ejecutivo, porque sus representantes no le dan la mayoría absoluta a la coalición PNV-EA. "Nos hemos consolidado", indicó su candidato, Javier Madrazo.

El ya consejero de Vivienda en funciones se negó a hablar de su futuro papel en la coalición de Gobierno y presidió que fuera el lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien tome la iniciativa en este asunto. Fuentes de EB indicaron, no obstante, que Madrazo va a ser leal con Ibarretxe en materia de alianzas y seguirá con la coalición PNV-EA, si se lo solicita.

EB reconoce que aunque para su formación el resultado no es malo, sí lo es para sus intereses el bajón de PNV-EA, ya que la formación del nuevo Gabinete, e incluso la investidura del lehendakari, van a ser tremendamente difíciles. Una hipotética alianza de PNV-EA-EB y Aralar, tendría la misma fuerza que PSE-PP, 33 escaños. En la investidura del lehendakari, una reiterada abstención de EHAK, llevaría al País Vasco de nuevo a unas elecciones.

"La sociedad vasca nos ha dicho que tenemos que entendernos, eso nos ha dicho", subrayó ayer Madrazo. "También ha convertido en un fracaso a la Ley de Partidos, porque ha convertido a Batasuna en la llave del futuro Parlamento de Vitoria", argumentó. En ese contexto no es de extrañar que EB deje la puerta abierta a un Ejecutivo formado por la coalición PNV-EA con EB y el Partido Socialista, PSE-EE, que garantizaría los dos tercios de la Cámara vasca que ha exigido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para la reforma del Estatuto de Gernika. "Cualquier fórmula es aceptable para nosotros menos aquella en la que el PP tenga capacidad de decisión", dijo el número dos por Vizcaya, Oskar Matute, que de momento se ha quedado fuera del nuevo Parlamento.

En cualquier caso, en la formación de Madrazo se dieron los datos como buenos, a la vista de la baja participación. EB se lanzó al ruedo con el objetivo de conseguir un grupo parlamentario propio, es decir pasar de los tres escaños actuales a cinco o seis, en caso de llegar a los 100.000 votos. Al final ha perdido 14.000 votos, aunque no representación.

Fuentes del partido atribuyeron ayer a su campaña el mantenimiento de la representación. El esfuerzo mediático realizado al utilizar la imagen de celebridades de la literatura, la música o el pensamiento ha asentado el voto lo justo para no sufrir el castigo general al plan Ibarretxe. Es el caso del premio Nobel de Literatura, el portugués José Saramago, el escritor vasco Bernardo Atxaga, el cineasta Julio Médem, o los músicos que le han compuesto las sintonías de la campaña, como Kepa Junkera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de abril de 2005