Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pacto para multar con 3.600 euros al dueño de una editorial por apología del genocidio

La defensa de José García Hispán, propietario de la editorial del mismo nombre, y el Ministerio Fiscal acordaron ayer una pena de 3.600 euros de multa para el editor, quien reconoció haber distribuido en Internet textos ensalzadores del régimen nazi. El acuerdo evitó la celebración del jucio, previsto para ayer en Granada.

El fiscal se querelló contra José García Hispán por considerarlo autor de un delito de apología del genocidio, hechos por el que pedía dos años y medio de cárcel e inhabilitación por el mismo tiempo para el desempeño del oficio de comerciante, editor, distribuidor o cargo público.

Según informó a Efe el fiscal del caso, al acusado aceptó la pena mínima de un año, que fue conmutada por el pago de una multa de 3.600 euros al carecer de antecedentes penales.

José García Hispán, de 41 años y administrador único de la empresa editorial, distribuía a través de una página web publicaciones, vídeos y cintas de audio con imágenes representativas del rostro de Adolf Hitler, así como textos firmados por él mismo que "elogiaban y alababan" a diversos líderes inspiradores del genocidio judío perpetrado por el régimen nacionalsocialista alemán.

En estos textos aparecían frases como "Adolf Hitler, el mayor genio de toda la historia de la Humanidad" o "Rudolf Hess, mártir de nuestra reciente historia".

Además, el editor granadino ofrecía en su página enlaces a otras de similares características, en las que también se podían encontrar sus publicaciones.

En enero de 2004, el juzgado de Instrucción 8 de Granada admitió a trámite la querella presentada por el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Jesús García Calderón, contra el propietario de la editorial, con sede en la calle Recogidas.

La querella llegó tras la investigación abierta de oficio ante una noticia publicada por el diario La opinión de Granada en la que se alertaba de la existencia de esta web. En ella, además de textos, se podía adquirir águilas en bronce, carteles, retratos de Hess o Hitler y una réplica en bronce del ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, entre otros objetos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005