Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto de los turistas en la Costa del Sol se redujo el año pasado en 667 millones de euros

La patronal advierte del riesgo del cierre de hoteles si no se contiene la nueva oferta

Los turistas que visitaron la Costa del Sol el año pasado gastaron durante su estancia 3.473 millones de euros, 667,2 millones menos que en 2003. El presidente del Patronato Provincial de Turismo, Juan Fraile, reconoció ayer que este destino atravesó "algunas dificultades" en 2004, aunque dijo que el ejercicio se cerró "bien" por el relanzamiento de la actividad en los últimos meses, y aseguró que las incertidumbres se han despejado para 2005. El problema es el desajuste entre la demanda y la oferta de plazas, que no cesa de crecer y pone en riesgo la rentabilidad de los hoteles.

Los datos de gasto se refieren al consumo diario que los turistas realizan durante su estancia, por lo que el decenso tiene su repercusión en negocios y actividades complementarias. Los viajeros son más ahorrativos, el gasto medio diario en 2004 fue de 34,56 euros, 1,24 menos que en 2003. Pero además, descendieron las pernoctaciones en hotel y la estancia media de los viajeros, lo que explica el descenso del 19% en el gasto total.

El informe anual del Observatorio Turístico de la Costa del Sol presentado ayer ratifica que 2004 no fue de los mejores años para al sector en la zona. El número de turistas llegados se incrementó ligerísimamente en un 0,4% para un total de 8.522.335, lo que supone en torno al 38% del total de viajeros que visitaron la comunidad autónoma.

El turismo español tuvo un comportamiento sensacional que compensó con creces el estancamiento de los mercados internacionales. A lo largo de 2004 llegaron a la Costa del Sol 3,2 millones de viajeros nacionales, por los 2,8 millones del año anterior. Por el contrario, el flujo de visitantes extranjeros disminuyó de 5,75 millones a 5, 28 millones.

Por primera vez, el turista español se convierte en el principal cliente de la Costa del Sol 38% del total, desplazando al segundo lugar al británico, 35,3%. En tercer lugar se sitúa el mercado alemán, con una cuota de mercado del 8%, y a continuación el irlandés (4,2%).

La Costa del Sol fue junto a la Costa tropical de Granada la única zona turística andaluza donde en 2004 descendieron las pernoctaciones en establecimientos hoteleros. En Málaga sumaron 15.078.087, un 3,4% menos que en 2003. También fue menor la estancia media de cada cliente, que de 13,6 días pasó a 11,8.

Lejos de hablar de una situación de crisis, el principal problema de la costa es que esta evolución de la demanda hotelera -es la segunda vez que desciende en los últimos tres años- está descompensada con el incesante crecimiento de la oferta de nuevas plazas. Solo en el año0 2004 se pusieron en funcionamiento 8.828 nuevas camas. Desde 1999 la oferta de plazas de alojamiento en la Costa del Sol ha crecido un 29%.

El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Prieto, advirtió ayer que si se mantiene este ritmo habrá establecimientos que se vean abocados al cierre. Reconoció que en los últimos años las empresas hoteleras aumentaron su rentabilidad, pero que ahora se ha entrado en "una situación de peligro".

Dijo que la solución es aumentar la calidad de los servicios, y mejorar la comercialización y la formación de los trabajadores, pero vaticinó que algún establecimiento caerá "porque no hay mercado para tanto" y que se mantendrán los mejores.

El presidente del Patronato Provincial, Juan Fraile, consideró sin embargo que las empresas que deciden hacer sus inversiones en planta hotelera disponen de suficientes estudios de viabilidad que les aconsejan acometer los proyectos y que si no se ve rentabilidad "nadie se gasta un duro". "Todavía el negocio hotelero es rentable, pero si esto se mantiene acabaremos viendo puertas cerradas", dijo.

Según los datos del Observatorio, en los últimos años ha descendido algo la satisfacción de los viajeros con el destino. La puntuación media que se otorga al viaje es de 6,9. Con todo, el porcentaje de los turistas que manifiestan un grado de satisfacción positivo y muy positivo es del 81,3%, aunque en años anteriores ha llegado a ser del 93%.

El tráfico y los problemas de transportes son los aspectos que más insatisfacción generan entre los visitantes de la Costa del Sol, elementos que tienen mucha relación con el modelo de desarrollo urbanístico de los últimos años. De hecho, las infraestructuras y el urbanismo aparecen en cuarto y quinto lugar en la clasificación de elementos insatisfactorios. En medio de estos aspectos, en tercer lugar, está la relación precio calidad.

Por el contrario, el clima y la hospitalidad son los valores más apreciados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2005