Reportaje:FÚTBOL | La semana del gran clásico

Ronaldinho juega más que se entrena

El brasileño, con gastroenteritis, se ha ejercitado sólo un día con el grupo desde el 19 de marzo

El equipo abandonó ayer el camerino con puntualidad, así que pocos minutos después de las diez de la mañana, los jugadores ya corrían sobre el césped del campo de entrenamiento de La Masía. ¿Todos? No, todos no. "Deco se ha quedado en el gimnasio", avisó el departamento de prensa. Puyol, que se recupera de un esguince en un tobillo, efectuó un entrenamiento individual. Tampoco estuvo en el ensayo Ronaldinho. "Se ha ido a casa", se informó. ¿Razón?: Otra gastroenteritis, la tercera de la temporada. Desde que jugó en Riazor el pasado 19 marzo, el delantero brasileño sólo se ha ejercitado un día con sus compañeros.

Ronaldinho, que como Deco tampoco acudió ayer a una comida del plantel organizada por Rijkaard, sabe que sus compañeros ya se toman a chanza el tema. "Es evidente, entrenarse no le gusta nada", asume un miembro del equipo de Rijkaard. El técnico holandés se resiste a considerar un problema la reiterada ausencia en el trabajo del gaucho, dado que físicamente parece no resentirse por ello. Además sabe que también los médicos relativizan el tema.

Más información
Puyol se calza los tacos
Raúl se entrenó a tope y Ronaldinho sigue con gastroenteritis

"Es la tercera vez que padece una gastroenteritis esta temporada y normalmente, el cuadro diarreico desparece en 24 horas, así que mañana -por hoy- seguramente ya se entrenará", dijo ayer Jordi Ardévol, jefe de los servicios médicos del club. Los doctores del Barça tienen comprobado que tales males han coincidido las tres veces con situaciones de estrés por acumulación de partidos y después de un viaje largo para jugar con su selección.

Todavía más común que los problemas estomacales es la ausencia del delantero brasileño en las sesiones de trabajo que llevan a cabo los componentes de la plantilla barcelonista tras la disputa de un partido. "Como otros muchos jugadores, atiende mucho a las sensaciones de su cuerpo y obra en conscecuencia". En base a ello, advirtiendo cansancio muscular, Ronaldinho prefiere realizar el trabajo recuperatorio en el vestuario antes que hacerlo mediante ejercicios sobre el campo. Saben, además, que Ronaldinho -que dispone de un preparador físico particular, su primo- tiene instalado un gimnasio y una pista de fut-voley en su casa de Gavá, donde suele ejercitarse por las tardes. Será por eso que no le afecta en su rendimiento periodos de pocos entrenamientos, según concluyen los médicos. En ese sentido, no hay diferencia de un año a otro, así que si ahora resulta menos decisivo en el juego, no será debido a que se entrena poco.

Ronaldinho se lamenta de una ocasión fallada durante un partido.
Ronaldinho se lamenta de una ocasión fallada durante un partido.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS