Montilla lanza un plan de choque para reducir el déficit comercial

El objetivo es diversificar la exportación hacia países fuera de la UE

Las exportaciones españolas no carburan. Para arreglar este problema, el Gobierno cambiará el patrón exterior para depender menos de la Unión Europea (el 70% de las ventas exteriores), dar un mayor peso a las ventas de tecnología alta y media y dirigir estas exportaciones a nueve países de reconocido potencial como China, México, Marruecos, Argelia, Rusia, Japón, Estados Unidos, India y Brasil.

El desequilibrio comercial aumentó en un 37,1% en el año 2004 como consecuencia de que las importaciones aumentaron el 11,9% y las exportaciones sólo lo hicieron el 5,1%. En conjunto, el desequilibrio exterior, que incluye la balanza de turismo, representó el pasado año el 5% del PIB, un récord histórico.

El Gobierno es consciente de la pérdida de competitividad de la economía española ya que, según sus cifras, desde 1996 "se ha producido un importante aumento de la brecha existente entre la productividad española y la del resto de la Unión Europea y Estados Unidos".

Por ello, hoy el ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Montilla, expondrá una serie de medidas dentro del programa de mejora de la competitividad que pretende internacionalizar las empresas españolas y, sobre todo, "cambiar el patrón exterior que permanece invariable desde hace una década y que se encuentra agotado". Se ha fijado como objetivo abordar los mercados de China, México, Marruecos, Argelia, Rusia, Japón, Estados Unidos, India y Brasil. El plan Brasil se ejecuta en la actualidad.

Entre estas medidas se encuentra el apoyo a los sectores más innovadores (también a los sectores tradicionales sometidos a una mayor competencia internacional). Se crearán seis observatorios industriales en textil, automoción, componentes de automoción, bienes de equipo, química y electrónica.

Además, se buscará una diversificación geográfica de las exportaciones (muy concentradas en la UE) con la ampliación de centros de negocios en las oficinas comerciales en el exterior y se dará apoyo logístico a las empresas. En el apartado de exportación de productos de alta tecnología y media-alta (solamente el 10% del total), habrá líneas de crédito y apoyo financiero concreto. Asimismo, se pondrán en marcha planes integrales de ventas ya acordados con la patronal CEOE.

Finalmente, el ministro Montilla anunciará medidas para ampliar las bases de empresas españolas que exportan para intentar que las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a los mercados exteriores. En el terreno institucional se creará la Sociedad Estatal de Promoción de Inversiones Extranjeras en España y el Consejo Interterritorial de Internacionalización de las comunidades autónomas. Industria quiere cambiar la tendencia iniciada en 1998. Desde ese año, el sector exterior ha restado puntos al crecimiento de la economía española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50