45.000 saharauis tienen agua potable tras un proyecto andaluz

Alrededor de 45.000 refugiados saharauis disponen de agua potable desde la pasada semana, cuando culminó la nueva fase de un proyecto andaluz de cooperación que se desarrolla en la zona con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). La Diputación de Sevilla, el Consorcio de Aguas del Huesna, el Consorcio Provincial de Aguas y Solidaridad Internacional Andalucía trabajan en la iniciativa que pretende garantizar el abastecimiento de agua a todos los campamentos. El importe total de la obra es de 1,4 millones, al que ACNUR aporta un millón.

Las obras incluyen la instalación de una planta de tratamiento de agua potable mediante el sistema de ósmosis inversa, dos estaciones de bombeo y tres depósitos de 240 metros cúbicos. La red de distribución instalada desde el pozo de Smara a los depósitos supera los 13 kilómetros de longitud, según informaron en una nota de prensa los organismos que desarrollan el proyecto. Es la tercera iniciativa que se desarrolla en los campamentos de Tinduf, en Argelia, para facilitar agua potable a los refugiados que hasta ahora carecían de infraestructuras de tratamiento y distribución hidráulicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50