Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda de Baleares pide de nuevo la imputación de Matas por el 'caso Formentera'

La izquierda de Baleares (PSOE, PSM e IU) ha pedido de nuevo que el presidente de esa comunidad y líder regional del PP, Jaume Matas, y la vicepresidenta de su Gobierno, Rosa Estarás, declaren como imputados en el caso Formentera, al considerarlos directores de la supuesta trama para captar votos emigrantes con fondos públicos.

Este asunto judicial alude al escándalo político por un supuesto delito electoral, falsedad documental y malversación de caudales en las elecciones autonómicas de 1999. En aquella convocatoria, 73 emigrantes residentes en Argentina y Uruguay fueron presuntamente inducidos a que se inscribiesen y votasen en la isla de Formentera. Todos estos votantes ausentes menos dos optaron por remitir su sufragio por correo a la lista propiciada por el PP. El pasado febrero, una comisión rogatoria interrogó en Argentina y Uruguay a más de 80 testigos.

Los representantes de los tres partidos de oposición al PP, que ejercen la acusación en esta causa de dilatada instrucción, consideran que Matas, en su primer mandato como presidente autonómico (1996-1999), gestó una trama política y diseñó en su despacho oficial, según un escrito incorporado a la causa, el dispositivo para aumentar el censo de residentes ausentes y dirigir sus votos a la isla de Formentera. En esta demarcación se elige un solo diputado, habitualmente por escaso margen de apoyos, y resulta determinante en la formación de las mayorías en la asamblea interinsular de Baleares, de 59 representantes.

El PP reaccionó diciendo que la acción del PSOE, PSM e IU "es descabellada" y que quiere "alargar artificialmente" el trámite de la causa con la intención de "eliminar al enemigo político", según su portavoz, el ex delegado del Gobierno Miguel Ramis.

Sin indicios "por ahora"

El Tribunal Supremo -y la Fiscalía General del Estado- rechazó en dos ocasiones tomar declaración e investigar a Matas y a Estarás en la etapa de Gobierno del PP. En octubre de 2002, la Sala de lo Penal reseñó que no había indicios, pero matizó que descartaba "por ahora" interrogar a Matas, quien era entonces ministro de Medio Ambiente, mientras que Rosa Estarás tenía acta de diputada nacional. La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Baleares y la casi totalidad de los treinta fiscales del archipiélago opinaron que debía tomarse testimonio en el Supremo a ambos políticos aforados.

En el sumario del caso Formentera están imputadas siete personas, entre ellas el consejero de Comercio del Gobierno balear del PP, José Juan Cardona, y el diputado y alcalde de Manacor, Antoni Pastor. Otro implicado es Javier Mato, ex jefe de prensa de Matas en el Gobierno de Baleares y en el Ministerio, que es el director de la compañía que por decisión del Gobierno Matas suministrará los contenidos de todos los informativos de la radio y televisión autonómica, IB3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005