Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Negociación interminable

Los chiíes y los kurdos, grandes vencedores de las elecciones legislativas celebradas el 30 de enero en Irak, están concluyendo la prolongada negociación para el reparto de los principales ministerios del futuro Gobierno.

La coalición chií Alianza Unida Iraquí (AUI) dispondrá de 16 o 17 carteras, entre ellas las de Finanzas e Interior. Asimismo, aspira a dirigir el Consejo de Seguridad Nacional, según aseguró uno de los negociadores de la AUI, que dispone de 146 de los 275 escaños de la Asamblea Nacional.

La coalición de los partidos kurdos, que se hicieron con 75 escaños, optan al Ministerio de Defensa, según algunas fuentes, y a los de Asuntos Exteriores y Petróleo.

Los suníes, a los que se intenta sumar a la vida política del país, desean también encabezar entre cuatro y seis ministerios, entre ellos el de Defensa. Los cristianos y los turcomanos tendrían una cartera cada uno.

Dirigentes chiíes y kurdos tenían previsto concluir las negociaciones hoy. Pero Ibrahim al Jafari, líder de Dawa, uno de los principales partidos chiíes, matizó en declaraciones a una televisión iraquí que el punto final a las negociaciones no tendrá lugar hasta finales de este mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005