Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

La dirección provincial de IU pide a sus concejales que se "planteen" romper la coalición con el PSOE

Dirigentes de la federación afirman que "hay que marcar distancias con la corrupción"

El coordinador provincial de IU, Sebastián Martín Recio, abogó ayer por que los tres concejales de la federación rompan la coalición que mantienen con el PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla "para marcar distancias con la corruptela" originada por un caso de facturas falsas en el distrito Macarena. No obstante, Martín Recio dejó la decisión en manos del grupo municipal y del Consejo Local de la federación. En la misma línea, la portavoz de IU en el Parlamento, Concha Caballero, abogó por "revisar" los acuerdos: "Hay que revisarlo todo, incluido el pacto".

IU no quiere que el caso del distrito Macarena le salpique. La federación, con tres concejales, es la que tiene la llave de la gobernabilidad en Sevilla, donde gobierna en coalición con los 14 concejales socialistas. La suma de concejales del PP (12) y PA (cuatro) hacen inviable una moción de censura.

En declaraciones a la agencia Efe, Martín Recio reclamó ayer al Consejo Local de la coalición en Sevilla y al grupo municipal que se planteen romper el pacto de gobierno con el PSOE, tras las facturas falsas cobradas a nombre de una empresa, que niega su emisión, por José Pardo, un antiguo socio de la firma, implicado en el caso Juan Guerra y condenado por cohecho.

Martín Recio dijo que esa situación puede definirse "claramente como una corrupción" y "exige que el Consejo Local y el grupo municipal de IU valoren la continuidad de IU en el gobierno" del Ayuntamiento, para "no verse salpicada" pese a no tener "ninguna responsabilidad".

El coordinador de IU pidió a esos dos órganos de esta formación en Sevilla capital, que dijo que son quienes deben valorar "la gravedad de este tema", que se planteen "romper el pacto con el PSOE no para que entre el PP ni para permitir una moción de censura, sino sencillamente para marcar distancias con esta corruptela".

Tras recordar que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el PSOE defendieron hasta el jueves que "no había ningún tipo de corrupción" y ya "reconocen que esas facturas eran falsas", tras certificarlo la empresa COS, indicó que IU debe "marcar distancias", al tiempo que hizo hincapié en la "trayectoria limpia y honesta" de personas como la portavoz municipal de IU, Paula Garvín.

Este dirigente afirmó que IU se ha visto "salpicada en tres ocasiones por cuestiones que son responsabilidad exclusiva del PSOE", como el desalojo de chabolistas de Los Bermejales a cambio de dinero; la contratación de obras a la empresa de la mujer de una asesor del grupo socialista y ahora, el caso de las facturas falsas.

Martín Recio recordó que el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, ya dijo que "no habría una tercera oportunidad" ante "sombras de gestión" del PSOE en el consistorio, por lo que le instó a que "encauce ese problema".

Por su parte, la portavoz de IU en el Parlamento andaluz, Concha Caballero, reclamó ayer una "reunión urgente" de la dirección provincial de la coalición con sus concejales en el Ayuntamiento para "desvincular" a IU de las denuncias de corrupción. "Este es un asunto de enorme gravedad y la dirección provincial de IU debe reunirse, con toda urgencia, con el grupo municipal y desvincular a IU de este tipo de actuaciones peligrosas y poco democráticas", destacó.

Preguntada por si esta desvinculación podría afectar al pacto de gobierno entre IU y PSOE contestó: "Hay que revisarlo todo, incluido el pacto".

"IU no puede permitirse dar ningún cheque en blanco a actuaciones que contradicen los principios programáticos de IU, ni puede mirar hacia otro lado, ni solidarizarse con un equipo de gobierno que no ha estado a la altura de las circunstancias", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005