Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE rastrea las 28 facturas falsas para verificar si las obras se ejecutaron

Monteseirín denuncia el caso en la Fiscalía y el PP denuncia otras siete adjudicaciones a COS

El grupo municipal socialista de Sevilla rastreó ayer las 28 facturas emitidas el 7 de mayo de 2003 por José Pardo a nombre de Contratas y Obras Sevilla S. L. (COS). La intención era demostrar que las obras pagadas se habían ejecutado, pero faltaban algunos documentos y los socialistas optaron por guardar silencio. Sólo habló el alcalde, Alfredo Sanchéz Monteseirín, quien acudió personalmente a la Fiscalía para entregar toda la documentación sobre el caso. Por la tarde, el secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, convocó a Monteseirín y a algunos de sus ediles a una reunión para analizar la situación.

La mañana fue esquizofrénica en el Ayuntamiento de Sevilla. El gobierno anunció una comparecencia del concejal del distrito Macarena, José Antonio García, y su director de área, José Marín, quienes pretendían verificar públicamente la realización de todas las obras pagadas a José Pardo. Marín, quien le firmó los 28 talones de entre 735 y 2.398 euros sin comprobar los datos de la empresa, estaba además dispuesto, según fuentes socialistas, a presentar en ese momento su dimisión.

El PSOE tenían documentos para demostrar 26 de los 28 casos, pero dos se resistían: los dos primeros que denunció el PA, la demolición de una pequeña construcción en el barrio de San Diego. Pardo, haciéndose pasar por la empresa COS, cobró supuestamente 5.700 euros por derribarla en mayo de 2003, pero los andalucistas aseguran que allí no había ninguna construcción que derribar. Cuatro ediles del PSOE ofrecieron la semana pasada una rueda de prensa para desmontar la denuncia del PA valiéndose de unas fotografías en las que se veía una pequeña capilla. Pero según algunos vecinos del barrio, ésta fue derribada cuatro años antes.

García pospuso su comparecencia y se fue al barrio de San Diego con una cámara de fotos dispuesto a volver con la prueba definitiva de que allí había una construcción que derribó el distrito. Según las informaciones que habían llegado de algunos vecinos, las facturas podían hacer referencia al derribo parcial de una construcción que había quedado dañada por un incendio. García volvió al Ayuntamiento, pero su rueda de prensa fue sustituida por la visita del alcalde a la fiscal jefa de Sevilla, María José Segarra, para entregar toda la documentación sobre el caso.

Monteseirín no se pronunció sobre la posibilidad de destituir a algún miembro de su gobierno, pero aseguró que tomará decisiones "inmediatas" en cuanto den fruto las investigaciones abiertas en la Intervención municipal y en la Cámara de Cuentas.

A las 48 facturas a favor de COS que, según su administrador, David Velázquez, nunca tramitó su empresa, el PP sumó ayer nuevas denuncias. Según los populares, el Ayuntamiento adjudicó a COS entre mayo y junio de 2003 otras siete obras en Macarena por valor de 97.654 euros. De ellas, una fue encargada por el distrito y seis por la delegación de Hacienda, de la que era concejal el actual delegado de Urbanismo, Emilio Carrillo. El portavoz del PP, Jaime Raynaud, incidió en que todas las adjudicaciones correspondan a fechas próximas a las elecciones municipales del 25 de mayo y a que el gobierno no tardara "ni un día" en abonar estos trabajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005