Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Granada acusan al Ayuntamiento de fomentar el botellón

Sevilla pone en marcha un dispositivo para controlar dos fiestas

Vecinos del barrio del Zaidín, de la zona más cercana a la carretera de circunvalación sur, acusaron ayer al Ayuntamiento de Granada de fomentar el botellón, tras haber autorizado formalmente la celebración de una fiesta en cuya cartelería publicitaria se fomenta explícitamente esta forma de diversión. Por su parte, en Sevilla el Ayuntamiento ha previsto un dispositivo especial para controlar dos fiestas de la primavera convocadas por jóvenes.

El lugar elegido para la fiesta de Granada es el mismo donde se celebran cada septiembre las fiestas del barrio, que acarrean graves molestias para una amplia zona del Zaidín, al igual que el Festival de Rock anual. El presidente de la Asociación de Afectados por la Feria y demás acontecimientos ruidosos, Nicolás Ramos, lamentó ayer la autorización de la Fiesta de la Primavera en ese lugar. Los vecinos temen que hoy se reproduzcan los problemas.

Según las denuncias vecinales, la empresa Divertáculo ha obtenido autorización por parte del Ayuntamiento, gobernado por el PP, para celebrar la fiesta, en la que se espera a miles de personas. Nicolás Ramos lamentó que el equipo de gobierno no se dé por enterado "de lo que significa eso".

Según se pudo comprobar ayer sobre el terreno, los organizadores no solo cuentan con autorización municipal, sino que recibieron facilidades directas por parte de diversos organismos municipales para montar la infraestructura de la celebración. En los carteles pegados por toda la ciudad se publicita la feria y se alude expresamente al botellón.

Fuentes municipales dijeron ayer a varios medios de comunicación que desconocían la repercusión de la fiesta. Vecinos de la zona afirmaron no comprender cómo el Ayuntamiento "no quiere darse por enterado del macro-botellón, cuando hasta lo anuncian por la radio". Efectivamente, en una de las emisoras más escuchadas de la ciudad, desde hace días, se anuncia la fiesta así: "entra gratis y compra tu botellón en el propio recinto".

El alcalde, José Torres Hurtado (PP), confirmó ayer la autorización de la fiesta, aunque indicó que se han fijado férreos controles de ruidos y horarios, y prometió control policial para que "haya orden y tranquilidad".

Nicolás Ramos denunció la pasividad municipal y lamentó que se haya autorizado "nada más y nada menos que un botellón, literalmente anunciado". También denunció que "hasta se ha puesto propaganda en institutos de secundaria". El representante vecinal confesó que se sienten impotentes por el continuo caos de la zona.

Cientos de jóvenes han llegado en las últimas horas a la ciudad atraídos por las distintas macro-fiestas que se organizan con motivo de la llegada de la primavera. En previsión de una gran afluencia, el Ayuntamiento ha colocado vallas protectoras, para evitar fiestas improvisadas, en el Paseo de los Tristes, aunque los jóvenes anuncian que, no solo acudirán a esta zona, sino a la mencionada del Zaidín y a la explanada del Palacio de Congresos.

Dispositivo en Sevilla

Por su parte, en Sevilla, el concejal de Gobernación, Francisco Fernández, afirmó ayer que su departamento ya tiene previstos los dispositivos especiales que activará hoy viernes en el Charco de la Pava y en el entorno de la Facultad de Económicas si se producen grandes concentraciones de jóvenes en las fiestas convocadas.

Fernández, que señaló que "aún es pronto" para concretar en qué consistirán las medidas, aseveró que serán "del estilo de los que se pusieron en marcha el año pasado", cuando también en marzo unos 70.000 jóvenes se reunieron de forma espontánea en el Charco de la Pava y la avenida Juan Carlos III para celebrar la llegada de la primavera. El concejal socialista, que informó de que tiene "noticias de que en Económicas se puede celebrar otra fiesta" hoy, destacó que los dispositivos serán "acordes a las necesidades para que no haya interrupción de los servicios básicos de transporte y para que no se suprima ninguna vía".

La Asociación de Vecinos Triana Norte demandó hace unos días al Ayuntamiento que adoptara medidas ante esta convocatoria realizada, como el año pasado, a través de mensajes por teléfono móvil y correos electrónicos. Su presidente, José Manuel Aguilar, pidió "vigilancia", ya que, según recordó, en otras ocasiones se han producido accidentes de tráfico, al tiempo que dijo que se están acometiendo obras de Sevillana-Endesa en la zona y "no sé si eso puede acarrear problemas de seguridad".

Guardia Civil en Órgiva

Agentes del Grupo Rural de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil en Madrid llegaron ayer a Órgiva (Granada) para reforzar el dispositivo de control y vigilancia de la Fiesta del Dragón, en la que miles de hippies llegados de toda Europa celebran la llegada de la primavera desde hoy hasta el lunes. Junto a ellos, la Comandancia de la Guardia Civil de Granada ha desplazado a la zona a patrullas del Seprona, Tráfico y Seguridad Ciudadana, según fuentes del instituto armado, que señalaron que los agentes trabajan "en estrecha colaboración" con el Ayuntamiento de la localidad alpujarreña. Con este dispositivo, desplegado hasta la madrugada del martes, se pretende "garantizar la libre circulación de personas y los derechos y libertades de los visitantes y residentes", indicaron dichas fuentes.

Añadieron que se trata de un "dispositivo de prevención" para evitar los "problemas típicos" de este tipo de aglomeraciones, ya que, aunque por el momento sólo han llegado a la zona un millar de visitantes, se espera que la cifra se multiplique a partir de hoy.

Por su parte, el alcalde de Orgiva, Adolfo Martínez, agradeció el refuerzo de la Guardia Civil y manifestó que parte de los asistentes a la Fiesta del Dragón ha acampado cerca del del río Guadalfeo, pese a la prohibición medioambiental, por lo que opinó que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir "debería ser más rigurosa y levantar el asentamiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2005

Más información