Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta y los agentes sociales piden a Fomento que reserve el eje ferroviario Sevilla-Granada a viajeros

La Mesa del Transporte plantea una nueva línea de altas prestaciones entre Cádiz y Almería

Los máximos responsables de los sindicatos, la patronal y la Consejería de Obras Públicas acordaron ayer la base de lo que serán las alegaciones de la Junta al Plan de Infraestructuras diseñado por el Ministerio de Fomento para el periodo 2007-2020. Las principales peticiones tienen que ver con el mapa ferroviario pintado por el Ministerio. La Mesa del Transporte andaluza quiere que la línea de altas prestaciones entre Sevilla y Granada se reserve a viajeros y no se use por mercancías, como pretende Fomento, que se mejore la salida de Algeciras a Madrid y que se estudie un nuevo corredor costero entre Almería y Cádiz.

La Consejería y los agentes sociales están de acuerdo con buena parte de los planteamientos incluidos en el Plan Estratégico con el que el Ministerio de Fomento pretende planificar las infraestructuras del transporte hasta 2020. Pero también coinciden en la necesidad de incorporar al plan, ahora en fase de alegaciones, modificaciones de importante calado.

Algunas de las propuestas acordadas ayer por la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, y los secretarios regionales s de UGT, Manuel Pastrana, y de CC OO, tendrían una implicación inmediata. Así, la Mesa del Transporte andaluza quiere que se cambie la naturaleza de la vía de altas prestaciones entre Sevilla y Granada, que es la principal apuesta de la Junta para acortar los tiempos de trayecto de los trenes regionales entre las capitales andaluzas. La Junta y Fomento, tras la llegada de Magdalena Álvarez al Ministerio, desbloquearon el conflicto que mantenían en la pasada legislatura (con el PP en el Gobierno central) a cuenta de esta línea. Ambas Administraciones acordaron que la Junta asumía el tramo Sevilla-Bobadilla y Fomento ejecutaba el tramo Bobadilla-Granada.

En el plan estratégico diseñado por Fomento, la línea Sevilla-Granada, como la mayor parte de las líneas de alta velocidad previstas en el resto de España tendrían un uso mixo de pasajeros y mercancías. Fomento sostiene que ese uso no afectaría a las velocidades medias, pero sí al coste (más elevado) y al plazo (más largo) de ejecución. La Mesa del Transporte quiere que la línea sea exclusivamente de viajeros, lo que agilizaría la construcción del eje Sevilla-Granada y facilitaría la entrada en servicio de una conexión de alta velocidad Sevilla-Málaga.

La otra gran apuesta ferroviaria de la Mesa del Transporte es que Fomento garantice la conexión del Puerto de Algeciras a Madrid, ahora muy lastrada por el mal estado del tramo Algeciras-Bobadilla. Sin exigir que se convierta en vía de altas prestaciones, sí reclama inversiones rápidas para adecuar la vía convencional, una petición que hace extensiva al resto de puertos andaluces.

Con relación a las carreteras de alta capacidad, la Mesa del Transporte pidió a Fomento que dé prioridad en el periodo 2005-2008 a algunas autovías: Ruta de la Plata, Córdoba-Antequera, Granada-Motril, Adra-Nerja, Chiclana-Vejer y Sevilla-Jerez.

La Mesa también hace otras propuestas, más a largo plazo, para que Fomento estudie la viabilidad de varias obras. La más llamativa es la de la posibilidad de construir un corredor ferroviario de altas prestaciones entre Almería y Cádiz por la costa, conectado con el futuro enlace fijo entre Marruecos y España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2005