Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CEBIT 2005

La feria alemana da por cerrada la crisis con un cauto optimismo

El sector crecerá en Europa en torno al 4%, mientras que en China será el 10% - Patricia Russo, presidenta de Lucent: "De lo que se trata es de crear valor sobre IP" - Frente a 209 empresas de EE UU, había 777 de Taiwán

Cebit 2005, la gran feria anual de la industria de las tecnologías de la información, cerró ayer sus puertas bajo signos optimistas.

Los indicios de recuperación mostrados en la pasada edición de la feria de Hannover se han confirmado. Para este año se espera que el sector siga creciendo a escala mundial, europeo y español. Será un crecimiento moderado, entre el 3% y el 4%, y así se prevé en varios años.

Lo que se ha visto en esta feria ha sido una industria que ha alcanzado su madurez y, por tanto, sus incrementos no serán ya espectaculares, aunque sí constantes. La innovación persistirá a todos los niveles, en productos y desarrollo de nuevas tecnologías, aunque dentro de unos cánones establecidos previamente.

Todo el sector se sigue moviendo bajo el paraguas de Internet para procurar ocio al consumidor final. La firme apuesta de este año es la telefonía de voz mediante el protocolo IP, o voz sobre IP. Se trata de una tecnología de la que se habla hace ya varios años. La diferencia es que ahora se muestran teléfonos fijos o inalámbricos que funcionan de manera casi tan simple como el teléfono convencional, a precios más económicos.

El ordenador de sobremesa vuelve a ejercer un papel destacado como servidor de todo tipo de información al hogar. De momento, se situará en un lugar discreto de la casa, al lado de la conexión de banda ancha, y servirá información a dispositivos cada vez más híbridos y polivalentes.

El ordenador portátil, el reproductor de música digital y el teléfono móvil con funciones añadidas seguirán vendiéndose al por mayor a usuarios más conocedores de lo que quieren y menos dispuestos a comprar lo que quiera el proveedor.

La infraestructura que soporta los contenidos y los servicios se vuelve más robusta y segura. IBM enseñó servidores compactos que funcionan con distintos sistemas operativos. Sun anunció el establecimiento de una cuota de un dólar mensual por gigabyte de información y un dólar a la hora por procesador, evitando la infraestructura propia.

La crisis que coincidió con el cambio de siglo se puede dar por terminada, según la opinión generalizada de los expertos reunidos estos últimos siete días en la ciudad alemana de Hannover, donde ha tenido lugar la feria Cebit.

El crecimiento, sin embargo, será moderado en los próximos años. Si el año pasado la industria creció a nivel mundial el 3,5%, llegando a una cifra de ventas del orden de un billón de dólares, este año se prevé que aumente el 4,2% y para 2006 el 4,9%, según los datos del European Information Technology Observatory (EITO). El aumento será del 4% en Europa (3,5% en España) y del 10% o más en China, India y los países de Europa del Este.

El motor de la industria ya no es la infraestructura tecnológica ni los servicios de información sino la electrónica de consumo, como apuntó Willi Berchtold, presidente de Bitkom, la patronal alemana de tecnologías de la información.

Según Patricia Russo, presidenta ejecutiva de Lucent Technologies, el principal suministrador de centrales y redes de telecomunicaciones en Estados Unidos, nadie cuestiona que el ahora sector de telecomunicaciones está estabilizado, después de tres años de fuertes caídas. "Es el primer año desde el 2000 que conseguimos crecer en beneficios y facturación".

La convergencia de todas las redes de telecomunicaciones en torno al protocolo IP de Internet también está fuera de duda para Russo. "De lo que se trata es de crear valor sobre IP". En opinión de Russo, los operadores harán dinero a base de crear redes estables que puedan gestionarse adecuadamente y, sobre esta base, ofrecer servicios integrados que generen valor a los usuarios.

Mirando a los chinos

En los últimos años, Deutsche Messe, la organizadora de Cebit, hablaba del "problema alemán", indicando con ello que la debilidad de la economía alemana había hecho bajar sustancialmente el número de visitantes y expositores alemanes.

La feria, sin embargo, continúa siendo la referencia indiscutible en el sector de las tecnologías de la información, donde convergen los sectores informático, telecomunicaciones y electrónica de consumo, y donde se pueden ver los tres sectores juntos y sus sinergias.

Cebit reúne más de 6.200 expositores y más de 300.000 metros cuadrados de superficie de exposición. Pese a que continúa bajando el número de visitantes, no tiene parangón con ninguna otra feria. La CES de Las Vegas apenas es la mitad de Cebit.

La gran diferencia de este año, aunque se vislumbraba desde el año 2000, es el total predominio de Asia en Cebit. Los chinos de la República Popular y de Taiwán copaban todos los inmensos pabellones de la feria.

Parecía una feria oriental con algunos expositores y visitantes europeos. Basta citar que este año había los mismos expositores de Corea del Sur que de Estados Unidos y que firmas como Samsung y LG rivalizan con las estadounidenses más grandes.

Mientras que había 209 empresas de Estados Unidos, se encontraban 777 de Taiwán, 310 de la República de China y 176 de Hong Kong. De Japón, en contraste, sólo había oficialmente 36 empresas, si bien este número no da idea de la realidad porque muchas acuden bajo su filial europea.

La feria, por otra parte, no hace más que mostrar la tremenda debilidad de la industria europea de tecnologías de la información. Este año una de las firmas más significativas, Philips, dejó de asistir.

La inmensa mayoría de los productos de hardware se fabrican y diseñan en Asia, y algunos se venden con marca europea. La única parte donde la presencia de empresas europeas es muy significativa es en los pabellones de programas y aplicaciones.

Videocámara redonda

Sony ha cambiado radicalmente el diseño de sus videocámaras que graban sobre discos grabables una sola vez y regrabables de ocho centímetros de diámetro. El modelo DVD7E destaca por su forma redonda y su tamaño reducido. Los controles se han diseñado para grabar y visualizar sin mover la mano. Tiene una pantalla de 2,5 pulgadas. El tamaño de estas videocámaras que graban sobre DVD se ha reducido notablemente para que quepan sin problemas en la palma de la mano.

Cámara de fotos con estabilizador

La práctica totalidad de cámaras digitales de Panasonic llevan ahora estabilizador para evitar que las fotos salgan borrosas cuando se dispara con teleobjetivo o con poca luz. El modelo FZ5 destaca por ser muy compacto y tener en cambio un objetivo de 12 aumentos ópticos y un sensor de cinco millones de píxeles. Se puede disparar a una secuencia de hasta 0,4 segundos entre tomas. Es luminosa, con gama de aperturas entre 2,8 y 3,3. El estabilizador es muy necesario cuando se tira con el objetivo extendido, equivalente a 432 milímetros de una cámara tradicional.

Televisor LCD para Europa

Uno de los problemas que tienen los televisores planos de gran tamaño es que su resolución es muy superior a la señal convencional de televisión y no hay más remedio que inventarse el color que corresponde a cada píxel mediante sofisticados algoritmos y procesado de las imágenes en tiempo real. La japonesa Sharp tiene previsto introducir a partir de verano la serie P50 de televisores LCD con una resolución de 960 por 540 píxeles. Estos aparatos están diseñados para ver bien los actuales programas europeos de televisión PAL y Secam. Los tamaños disponibles son de 37, 32 y 26 pulgadas. Para las personas que quieran alta definición ahora la compañía también mostró televisores LCD de hasta 65 pulgadas de diagonal.

Menos empresas españolas

La participación de empresas españolas en Cebit se ha reducido a la mitad en los dos últimos años. Aunque en el catálogo figuraba 38, no pasaron de 26.

Pocas empresas, pero algunas mostraban productos innovadores y que son muy desconocidas en España. Es el caso de Coolnection, con sedes en Sabadell (Barcelona) y Taiwán, que mostraba sus teléfonos Telsip que funcionan a través de Internet con sólo conectarla al puerto USB del ordenador. O la valenciana DS2, una referencia mundial en la distribución de Internet a través de la red eléctrica.

También estaba la malagueña Vitelcom, enseñando sus teléfonos móviles junto a los grandes bajo la marca Grundig Mobile, y NGS y Rainbow, con sus ratones y periféricos. Southwing mostró su lote Bluetooth para coche. Panda exhibía sus últimos desarrollos en antivirus. Infinity amplía la distribución fuera de España.

Otras empresas se concentraban en productos más tradicionales, como los terminales punto de venta de AQSonic, armarios de Casbar, impresoras industriales de Imvico, protectores de corriente de Inverter, sistemas de almacenamiento de Mast, equipos de radiocomunicación de Teltronic o infraestructuras seguras de AST.

ADL buscaba pedidos para su nueva fábrica de televisores planos, como Consuegra para equipos de telecomunicaciones o Century equipos de seguridad. Beenic enseñaba contenidos para móviles, Dialcom soluciones de videoconferencia, Sallén productos de seguridad y Teytel ofrecía su ingeniería de telecomunicaciones. Easy y Meflur buscaban distribuidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005

Más información