Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos de primero y segundo de Primaria tendrán libros de texto gratis el próximo curso

Educación ampliará la medida a todos los estudiantes de Primaria y Secundaria en 4 años

La consejera de Educación, Cándida Martínez, presentó ayer el plan para implantar la gratuidad de los libros de texto en todos los centros educativos públicos y concertados de Andalucía. Los primeros estudiantes que se beneficiarán de esta medida serán los 164.513 alumnos de primero y de segundo curso de Primaria (6 y 7 años), que estrenarán los libros cuando comiencen las clases el próximo mes de septiembre. "En los próximos cuatro años toda la Primaria y Secundaria de los centros públicos y concertados tendrán libros de texto gratis", anunció ayer la consejera.

La Consejería de Educación invertirá inicialmente 14,3 millones de euros para garantizar la gratuidad de los libros de texto a los alumnos de los dos primeros cursos de Primaria. Un presupuesto que irá aumentado año tras año porque la idea de la Administración es que la medida se implante en 2008 a todos los estudiantes de la educación obligatoria.

Martínez señaló que los alumnos del primer ciclo de Primaria recibirán gratis los libros de texto cada curso mientras que los demás pasarán de mano en mano. "Los libros para los estudiantes de primero y segundo de Primaria se van a renovar todos los años, los tendrán nuevos, no es un material renovable y será el centro el que los compre y se los dé. Para el resto de los cursos, los libros se usarán en régimen de préstamo y los compraran las familias mediante un cheque libro, el mismo sistema que se ha utilizado hasta ahora. Después, todos los libros serán registrados por el centro y llevarán el nombre de los alumnos que los hayan usado cada curso", explicó la consejera.

Uso defectuoso

Martínez añadió que "si se produce un uso defectuoso será la familia quién lo reponga". "En el caso de que se niegue, el alumno saldrá del programa de gratuidad", comentó la consejera. Martínez señaló que los estudiantes de educación especial también se beneficiarán de la medida.

El material, según la consejera de Educación, será renovado, cada cuatro años o cuando se encuentre defectuoso. "Hemos calculado que habrá que reponer cada año el 10% de los libros. Cada centro escogerá los libros que no podrán ser sustituidos en un plazo de cuatro años. La Consejería establecerá un importe máximo", explicó Martínez, que confió en que los pequeños libreros no se verán afectados por esta medida al no poder competir con las grandes superficies. "Estamos en contacto con ellos y pronto nos reuniremos", anunció.

Martínez, que señaló que el modelo de préstamo de los libros que se va a implantar "va a desarrollar el cuidado de lo público y la educación en valores entre los escolares", declaró que éstos se podían negar y no entrar en el programa. Concluyó que las familias se ahorrarán con esta medida alrededor de 90 euros y que la Consejería retirará las ayudas por renta baja que venía otorgando a las familias. Unas ayudas que correrán a cargo del Ministerio. "La gratuidad supone un coste elevadísimo, las rentas bajas las cubrirá el ministerio", manifestó la consejera de Educación.

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Andalucía (Codapa), José María Mesa, valoró, en declaraciones a Europa Press, la implantación el próximo curso de la gratuidad de los libros de texto, aunque consideró que "sería deseable" que las ayudas para la compra de material escolar que concedía la Junta, y que ahora desaparecen, se mantengan en los cursos donde aún haya que pagar por los manuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005