Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos acusan al PP de montar "numeritos" al pedir la dimisión de Mar Moreno

El PP pidió ayer en la Junta de Portavoces la dimisión de la presidenta del Parlamento, la socialista Mar Moreno, por su supuesta "inhibición" y "actitud pasiva" en la reforma del Reglamento de la Cámara, acordada por socialistas, IU y PA y a la que no se ha sumado el PP. Los populares, una vez más, se quedaron solos, ya que el resto de los grupos además de apoyar a Moreno, calificaron de "numerito" y "escenita" la iniciativa del PP.

El portavoz popular, Antonio Sanz, no usó el tono enfático que acostumbra a la hora de reclamar la dimisión de la presidenta, a la que apenas miró a los ojos. Sanz le reprochó que no haya ejercido un "papel mediador" en las negociaciones y le reclamó que se "rebelara" contra el PSOE, al que acusó de "estar obsesionado por excluir al PP".

Mar Moreno se limitó a comentar: "De momento voy a continuar con mi misión, entre otras cosas para defender los derechos de los diputados y de los grupos, incluido el suyo".

La portavoz de IU, Concha Caballero, recordó que el PP "nunca solicitó" la mediación de la presidenta, algo que sí planteó la federación, y aseguró que la solicitud de dimisión "no es comprensible socialmente" y "supone disparar" contra la propia institución.

A su juicio, las razones por las que el PP no se ha sumado al acuerdo "son ajenas" al Parlamento y se deben a la estrategia de confrontación entre populares y socialistas. "El PP", dijo, "es como la ONCE, que cada día da un numerito". La portavoz de IU también preguntó al PP cuál era su alternativa al actual Reglamento: "¿Dejar las cosas como están porque cuanto peor, mejor?".

El portavoz socialista, Manuel Gracia, aseguró que la presidenta del Parlamento ha cumplido con su papel en las negociaciones de los grupos y pidió que se dejara a la institución al margen de los rifirrafes entre partidos.

Gracia acusó al PP de montar "escenitas" en su estrategia de presentar a esta comunidad "como una república bananera donde existe una dictadura encubierta que quiere excluir al PP". Según el socialista, es el PP el que ha preferido "aislarse" y "autoexcluirse" para demostrar que es la única oposición.

El socialista calificó de "ilegítimo" atribuir a su grupo la responsabilidad de que no haya unanimidad sobre el nuevo Reglamento cuando el PSOE "podía haber hecho de don Tancredo" ya que, teniendo mayoría absoluta, es el que grupo que más "pierde". El andalucista José Calvo recordó en alusión al PP que si "uno no quiere, el consenso no es posible".

La reforma del Reglamento incluye, entre otros aspectos, que las empresas públicas participadas mayoritariamente por la Junta se sometan a la inspección del Parlamento y que la oposición protagonice el 57% de la sesión de control al Gobierno, frente al 30% actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005