Trabajo flexibiliza la regularización de inmigrantes en el sector agrario

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, anunció ayer que los empresarios del sector agrícola podrán regularizar la situación de sus trabajadores extranjeros con el compromiso de que éstos serán contratados durante tres meses seguidos o interrumpidos en el plazo de un año.

Los empresarios agrícolas que decidan acogerse al proceso extraordinario de normalización de inmigrantes abierto el pasado 7 de febrero podrán presentar un contrato inicial inferior a los tres meses planteados inicialmente en el Reglamento de la Ley de Extranjería, pero comprometiéndose a emplear a ese mismo inmigrante a lo largo del año de vigencia de su autorización de residencia y trabajo, por el tiempo restante hasta completar los tres meses, según informaron fuentes de la Mesa del Diálogo Social.

El ministro de Trabajo subrayó que este acuerdo para flexibilizar la contratación en el sector agrícola se produce en respuesta a la petición hecha por los empresarios del campo tras las pérdidas de las cosechas por las heladas (especialmente en el arco mediterráneo y Andalucía), pero también a que los tiempos de contratación continua son sensiblemente inferiores a los tres meses como norma general.

En cualquier caso, según apuntaron las mismas fuentes, se trata de un acuerdo en torno a la interpretación del Reglamento y no de un cambio de criterio respecto al mismo. En este ámbito se ha optado por trasladar la misma dinámica que se recoge ya para los contratos en los sectores de la hostelería y de la construcción, que pueden ofrecer seis meses de prestación laboral al trabajador, pero de forma discontinua a lo largo del año de vigencia de la autorización inicial de trabajo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS