Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 15.000 escolares no pueden asistir a clase a causa del nuevo temporal de nieve

Protección Civil advierte sobre otro frente que entra hoy por el norte peninsular

El temporal provocó ayer un empeoramiento notable de la situación en las carreteras, lo que ocasionó serios problemas a todos los vehículos, pero especialmente a camiones y autobuses de pasajeros. Más de 15.000 escolares no pudieron acudir a clase a causa de las nevadas en Galicia, Castilla y León y País Vasco. Aunque el Instituto Nacional de Meteorología anuncia que la situación mejorará en el sureste, un nuevo frente entra hoy por el norte y traerá consigo más nieve y temperaturas bajas. Protección Civil mantiene la alerta en 13 comunidades autónomas.

Las nevadas y el hielo acumulado en las carreteras volvieron ayer a dejar sin clase a unos 13.000 niños gallegos, informa Xosé Hermida. La provincia más afectada en esta comunidad fue la de Lugo, donde 82 centros educativos tuvieron que cerrar y casi dos tercios de los escolares no pudieron asistir a las aulas. La capital lucense amaneció cubierta de blanco y con enormes dificultades para el tránsito de vehículos, que fueron remitiendo durante el día gracias a la sal esparcida en las calles del centro urbano y la progresiva mejoría del tiempo. La nieve también se dejó sentir en el norte de A Coruña y, en menor medida, en las zonas del interior de Pontevedra.

En Castilla y León, el temporal obligó a suspender 129 rutas de transporte escolar, lo que afectó a 1.683 alumnos de 39 centros educativos. Las provincias afectadas fueron Burgos, Palencia y León. En Palencia la nieve ha dejado 32 pueblos aislados, con un censo cercano a las de 1.100 personas.

También en el País Vasco seis colegios no pudieron abrir sus puertas. En Álava han sido suspendidas todas las actividades deportivas escolares para este fin de semana para evitar riesgos en los desplazamientos de los niños. En esta comunidad, el temporal causó ayer el cierre de una decena de puertos de montaña, en Álava y Guipúzcoa.

En numerosas zonas del Principado de Asturias también se suspendieron las actividades escolares. La medida afectó a casi toda la región, con la salvedad de las tres ciudades más importantes: Oviedo, Gijón y Avilés, informa Javier Cuartas. El recrudecimiento del temporal aumentó la población aislada en Asturias hasta los 4.500 habitantes de 177 pueblos rurales, repartidos por casi toda la zona montañosa de la comunidad y con especial incidencia en la comarca suroccidental.

En Granada, la Guardia Civil tuvo que desviar durante la madrugada a las áreas de servicio a los camiones, que no pudieron circular por la A-92 a su paso por el puerto de la Mora.

Ayer permanecían cerrados 30 puertos de montaña, tres de la red principal, y los que necesitaban cadenas habían pasado de 33 a 36, cuatro de ellos en la red principal. Las comunidades que continúan en alerta por nieve son: Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares y Andalucía. Madrid está en alerta por viento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 2005