Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centro juvenil ayudará a normalizar el barrio de Sant Cosme de El Prat

La Fundació de l'Esplai promoverá un albergue con 240 plazas

Sant Cosme, considerado durante años uno de los barrios marginales de Cataluña, está a punto de finalizar un proceso de rehabilitación total y tendrá en enero de 2007 un equipamiento emblemático que ayudará a la normalización social de esta zona del municipio de El Prat de Llobregat que tiene un índice de absentismo escolar del 50%, uno de los más altos de España.

En los terrenos que antes ocupaban las llamadas 801 viviendas -desde su creación, en la década de 1970, una zona marginal donde la presencia de la droga y la delincuencia asociada a su tráfico eran constantes- se levantará un gran equipamiento de ocio infantil y juvenil promovido por la Fundació Catalana de l'Esplai que incluirá un albergue escuela de naturaleza con 240 plazas.

El proyecto pretende aprovechar la proximidad del delta del Llobregat para educar desde el punto de vista medioambiental a los niños y jóvenes del barrio. El equipamiento incluirá también un auditorio, espacios de formación para el sector asociativo y la sede central de la entidad que promueve el proyecto, en la que trabajarán unas 180 personas. Además, en el exterior se reproducirá un pequeño delta.

El Ayuntamiento de El Prat, cuyo alcalde es Lluís Tejedor; la Generalitat, y la Fundació Catalana de l'Esplai, que tiene cerca de 100 centros de ocio infantil y juvenil en toda Cataluña con unos 11.000 niños y jóvenes y 4.000 monitores, firmarán hoy el convenio que ayudará a impulsar el proyecto. El convenio establece la cesión gratuita por parte del Ayuntamiento de El Prat del solar donde se construirá, en el cruce de las calles de Anoia y Riu Cardener, y la garantía de la Generalitat de una aportación económica para los próximos cuatro años a la entidad, que dará prioridad a la construcción del centro.

La Fundació Catalana de l'Esplai será la encargada de financiar el proyecto, que supondrá un coste de unos siete millones de euros. La entidad tiene previsto financiar el 50% del coste contratando una hipoteca que devolverá en 25 años con la explotación de los servicios que presta en la actualidad a través de sus centros de ocio, el 20% con el dinero obtenido por la venta de inmuebles de su propiedad y el 30% restante con las aportaciones de la Administración pública y las empresas.

La fundación aceptó el ofrecimiento del Ayuntamiento de El Prat para construir el equipamiento en Sant Cosme, el único barrio del Estado español que ha sufrido un proceso de reforma total. Sus casas han sido derribadas para volver a construirlas. Ahora la Administración pretende completar la rehabilitación urbanística con un plan de reforma social.

El proyecto que impulsa ahora la Fundació Catalana de l'Esplai se inscribe en esta política y al propio espíritu de la entidad, que ubica centros de ocio infantiles y juveniles en barrios con una realidad social compleja, tal como se hizo en Bellvitge, en L'Hospitalet; Camps Blancs, en Sant Boi, y Can Espinós, en Gavà. "Son centros que cumplen cada día una función educativa, pero también social, como ir a buscar a los niños para llevarlos a la escuela o gestionar servicios de acogida o comedor", explica Josep M. Valls, de la Fundació Catalana de l'Esplai. El presidente de la entidad, Josep Gassó, añade: "Sant Cosme es una apuesta de futuro. Creemos en las posibilidades de esta zona y estamos arriesgando con la aventura de convertir un espacio periférico en central".

El centro, que se construirá en un solar de 9.100 metros cuadrados, ha sido proyectado por el arquitecto Carles Ferrater, autor del Jardín Botánico de Barcelona, entre otras obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2005