Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Editorial:

Gobierno pos-Arafat

El líder histórico de la OLP, Yasir Arafat, no deja de actuar después de muerto. Súbitamente, el Parlamento palestino, que vegetaba entre el asentimiento a todo lo que proponía su creador, ha vuelto a la vida obligando a Ahmed Qurei, primer ministro desde noviembre de 2003, a presentar por cuarta vez un proyecto de Gobierno para darle al fin su visto bueno. De 24 ministros, 17 son nuevos, y un par cambian de cartera. La vieja guardia del rais fallecido en noviembre pasado se esfuma, y aparece un equipo de tecnócratas, de los que se espera que pongan fin a la corrupción de Gabinetes anteriores. Los pesos pesados del nuevo equipo son Mohamed Dahlan, que asume desde Asuntos Civiles la lucha contra la corrupción; el general Naser Yusef en Interior, y Naser al Quida, sobrino de Arafat, en Exteriores. El único notable que no cambia es Salam Fayad, que sigue en Finanzas y había visto zozobrar todo su esfuerzo por imponer sentido común tanto como probidad en las cuentas de la casa. Sólo queda un antiguo, Nabil Shaath, que de Exteriores progresa hasta viceprimer ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005