COYUNTURA AGRARIA

La ola de frío reabre el debate sobre el seguro en el sector agrario

La subvención media sobre cultivos se sitúa en el 50% del valor

Las pérdidas provocadas en el campo en las últimas semanas por la ola de frío, fundamentalmente en Levante, cuenca del Ebro y Andalucía, han reabierto el debate sobre la política de los seguros agrarios. Los responsables de Agricultura se han reafirmado en su apoyo al seguro agrario como el mejor instrumento en manos del agricultor para defender sus rentas. La subvención media del seguro se sitúa en el 50% del valor del producto.

Más información

Fruto de ese apoyo es que Agricultura indemnizará a quienes hayan sufrido daños por una cobertura aún en periodo de suscripción, siempre que hubieran contratado el seguro en los dos años anteriores. Igualmente pagará los daños provocados por un riesgo que no estuviera cubierto en un producto, si el agricultor había suscrito el seguro para otras coberturas.

Sin embargo, frente a esta posición, en medios agrarios se considera necesario analizar las condiciones del seguro agrario y las razones por las cuales, en determinadas producciones agrícolas o zonas ganaderas, los niveles de aseguramiento son mínimos a pesar de contar la póliza con una subvención media del 50%.

Para el sector, algunas de las cuestiones por revisar serían los niveles de franquicia en cada cobertura, el coste y los rendimientos máximos fijados para hacer un seguro. El sector plantea igualmente ir a un seguro de explotación de camino hacia un seguro de rentas.

La política de seguros agrarios, más de dos décadas después de su puesta en marcha, ofrece actualmente la posibilidad de asegurar casi un centenar de coberturas de siniestros, tanto en los productos agrícolas como en los ganaderos. El pasado ejercicio supuso la contratación de casi 500.000 pólizas, con un coste de unos 520 millones de euros y una subvención total desde Agricultura de 210 millones de euros en 2003.

Aunque en conjunto el nivel de aseguramiento es alto, las variaciones entre unas y otras producciones son muy elevadas en función de los niveles de riesgos y el coste del seguro. Mientras hay producciones como el tabaco o el plátano donde el aseguramiento es muy elevado, en otras como el olivar o la remolacha, los niveles de contratación no llegan al 5%.

Tomando como referencia las producciones afectadas por la ola de frío en las últimas semanas, en los cítricos, sobre una superficie de 261.000 hectáreas se suscribieron 45.000 pólizas con 150.000 hectáreas, el 57,7% del total. En las hortalizas, sobre una superficie de 304.000 hectáreas, se habían asegurado 43.000, el 14,7% con 5.500 pólizas. Finalmente, en cultivos protegidos, sobre una superficie de 50.000, sólo se habían asegurado 424 hectáreas, el 0,84%, con 272 pólizas.

Vista de una huerta en Sant Boi de Llobregat afectada por las recientes heladas.
Vista de una huerta en Sant Boi de Llobregat afectada por las recientes heladas.CARMEN SECANELLA

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de febrero de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50