Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Badalona planea trasladar dos mezquitas al polígono industrial del Gorg

Los vecinos y la comunidad musulmana se muestran contrarios a la medida

El Ayuntamiento de Badalona (Barcelonès) pretende trasladar las dos mezquitas de la ciudad al polígono industrial del barrio del Gorg, concretamente a la calle de Sant Lluc, según fuentes de la comunidad musulmana y de las asociaciones de vecinos afectadas. Los vecinos de la zona se muestran contrarios a este acuerdo, y la comunidad musulmana -formada por más de 7.500 personas, según las estimaciones del consistorio- tampoco aprueba la propuesta.

Los dos centros religiosos que acoge la ciudad de Badalona están situados actualmente en la calle de Liszt, en el barrio de la Pau, y en la calle de Asia, en Llefià. Ambas mezquitas se localizan en los bajos de dos bloques de pisos, y los vecinos, especialmente los de la calle de Liszt, han manifestado numerosas veces el rechazo a continuar acogiendo una mezquita en el barrio. Estos vecinos se quejan de falta de civismo e higiene por parte de los usuarios de los centros religiosos. Aseguran que los rezos empiezan a primera hora de la mañana e interrumpen el sueño de los vecinos más cercanos al inmueble. La asociación vecinal del barrio ha hecho llegar al consistorio su voluntad de cierre de este oratorio.

Por su parte, la comunidad religiosa de la calle de Asia no ha vivido la convulsión social que se ha dado en la Pau, aunque siempre ha defendido la necesidad del traslado por falta de espacio. El presidente de la comunidad, Mohammed Taatou, afirma que aún no ha aceptado el traslado al barrio del Gorg -situado al sureste de Badalona- porque "aún hay que matizar las condiciones".

Hace unas semanas, Taatou decidió someter a votación a sus feligreses, para así consensuar la posición de su comunidad religiosa sobre el traslado. "El 99% dijo que no estaba de acuerdo", subraya Taatou. "No queremos compartir el centro con otra comunidad, somos dos asociaciones distintas", añadió, lo cual podría provocar problemas para llegar a un acuerdo en las reuniones o en los pagos. Además, explicó que la nueva ubicación tendrá 600 metros cuadrados, una superficie que no soluciona los actuales problemas de espacio de las mezquitas.

Problemas sociales

Los vecinos del barrio del Gorg conocen desde el pasado octubre el propósito del Ayuntamiento de ubicar las dos mezquitas en su barrio. El pasado 17 de enero, dirigieron una carta al Ayuntamiento donde expresaban el rechazo a acoger un centro de culto musulmán en la zona. El presidente de la entidad vecinal, Guzmán Rotger, aseguró que la zona elegida para ubicar la mezquita "no es adecuada", ya que es una área con muchos problemas sociales, en referencia a los colectivos okupa, el alto número de personas inmigrantes residentes en la misma zona, así como la degradación en las calles y edificios del barrio.

El presidente de la entidad vecinal explicó que la mezquita no puede ir a un lugar donde se plantea construir una zona de lujo. "Hay que replantearse esta decisión", dijo en referencia a la nueva reorganización urbanística que está sufriendo esta parte de la ciudad. El Ayuntamiento declina hacer comentarios en referencia a este asunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de febrero de 2005