Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas

Las universidades andaluzas registraron 100 patentes de sus investigaciones en 2004

La Hispalense, el centro con más registros, indaga los beneficios médicos del aceite de orujo

Las universidades andaluzas solicitaron 100 patentes en 2004, un 16% más que en 2003, según datos de la Oficina de Transferencias del Resultado de Investigación (OTRI). La Universidad de Sevilla encabeza la lista con 37 patentes solicitadas y tras ella se sitúan Granada (17), Cádiz (14), Málaga (9), Córdoba (8), Huelva (6), Almería (4), Jaén (3) y Pablo de Olavide (2).

La Universidad de Sevilla, que este año celebra su quinto centenario, ha incrementado, según datos de la OTRI, un 76% los registros de patentes en los dos últimos años. Entre las investigaciones que se han realizado durante el curso pasado destaca la del departamento de Farmacología de la Facultad de Farmacia Utilización del ácido oleanólico como agente vaso dilatador y restaurador de la disfunción endotelial. Una investigación que ha descubierto el beneficio que produce el ácido oleanólico, presente en el aceite de orujo, en las personas hipertensas, según la profesora titular del departamento sevillano, María de los Dolores Herrera.

"El ácido oleanólico está presente en más de 120 especies vegetales y en un alto porcentaje en el aceite de orujo, que es un subproducto del aceite de oliva. Hemos investigado con ratas normotensas y genéticamente hipertensas inyectándoles en la aorta este ácido y hemos comprobado que el vaso sanguíneo se dilata, se produce una relajación por un mecanismo mediado por el endotelio", explica la investigadora.

El ácido oleanólico al relajar el endotelio (la capa más interna de la aorta) provoca que la aorta se dilate lo que puede favorecer a las personas hipertensas, según las investigaciones llevadas a cabo en los animales. Los estudios realizados en ratas, a las que se ha alimentado durante semanas con una dieta enriquecida en aceite de orujo, muestran los beneficios del aceite en el sistema cardiovascular. El ácido oleanólico se encuentra muy poco en el aceite de oliva aunque la investigadora no cree que el de orujo pueda desbancarlo en el mercado. " Creo que seguiremos comprando aceite de oliva aunque los hipertensos van a poder utilizar en su dieta este aceite que tiene más beneficios de los que se cree", dice Herrera.

El aceite de orujo es una pasta, un subproducto de la extracción mecánica del aceite de oliva virgen. "El proceso de la aceituna es parecido al de la uva. La aceituna se trata en tres fases: por un lado estaría la fase oleosa que es algo parecido a exprimir la aceituna y que nos da el aceite de oliva virgen. Por otro lado, también al exprimir la aceituna hay una fase acuosa que nos da un producto contaminante (alpechín). Por último, nos quedan los trozos de piel, la pulpa y el hueso de la aceituna, que es el aceite de orujo, en definitiva el subproducto sólido de la aceituna", explica Herrera.

La profesora de investigación del Instituto de la Grasa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Valentina Ruiz, es la coordinadora de este proyecto que, una vez patentado en España, se va a registrar también internacionalmente. "Una vez comprobado el beneficio en el sistema cardiovascular nos toca seguir investigando y esperar que alguna empresa se interese por el proyecto y nos respalde. Lo que está claro es que la aceituna tiene infinidad de propiedades", explica Herrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2005