Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola invertirá más de 200 millones en su sede en Abandoibarra

Galán anuncia que la eléctrica estará en el rascacielos en 2010

Iberdrola invertirá más de 200 millones de euros para trasladar su sede a Abandoibarra. La eléctrica, junto a una constructora, abonará 79 millones por la compra del suelo donde se ubicará la torre, diseñada por el arquitecto César Pelli, que, con 150 metros de altura y 33 plantas, será el edificio más alto de Bilbao. La intención es que las obras empiecen en 2006 y la nueva sede esté dispuesta en 2010.

El último, aunque el principal, proyecto pendiente de la regeneración de Abandoibarra quedó definido con la firma del convenio entre el Ayuntamiento de Bilbao y la eléctrica. El acuerdo concreta la venta de los terrenos donde se emplazará el rascacielos y dos edificios adyacentes -de 9 plantas- que se destinarán a viviendas.

El alcalde Iñaki Azkuna dijo que el denominado grupo Iberdrola, conformado por la eléctrica y la constructora Promotora Vizcaína, abonará 79 millones de euros a la sociedad pública Bilbao Ría 2000 -que dirige la revitalización urbanística en el área metropolitana- por el suelo. Esta cifra es sensiblemente superior a lo previsto cuando la Diputación de Vizcaya iba a ubicarse en Abandoibarra, cuando se barajaban cerca de 30 millones. "Se crea un gran centro de negocios en Abandoibarra", afirmó el alcalde.

Azkuna agregó que los nuevos propietarios aportarán 59 millones en efectivo y los 20 restantes procederán de los aprovechamientos urbanísticos de la actual sede de Iberdrola, en la calle bilbaína Gardoqui. Este inmueble se ha recalificado para uso residencial, uno de los elementos determinantes para que la eléctrica decidiese participar en esta operación inmobiliaria.

La construcción de la torre estuvo a punto de frustrarse con la renuncia de la Diputación en julio de 2003, después de que obligase a cambiar el proyecto original para ampliar la superficie de la torre de 50.000 metros cuadrados hasta 60.000. La decisión provocó un fuerte enfrentamiento del alcalde Íñaki Azkuna con el diputado general José Luis Bilbao. Ese verano empezaron los primeros contactos entre el vicepresidente ejecutivo Ignacio Galán y Azkuna, quien recordó ayer los problemas para acometer el proyecto.

Galán señaló que toda la operación (terrenos y construcción de la torre y los dos edificios) requerirá más de 200 millones de euros, una cifra inferior (pese a que se pague más por los terrenos) a los 246 que presupuestó la Diputación y por los que justificó la renuncia. El vicepresidente de la eléctrica reveló que la mitad de la torre será para su empresa, aunque el personal ocupará entre 10 y 12 plantas. Incluso el déficit puede enjuagarse en gran parte, aunque ayer no se aportaron datos sobre ello, con la venta de viviendas de los dos edificios adyacentes, 20.000 metros cuadrados edificables que pueden acoger 150 viviendas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de enero de 2005