Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PA pide una cumbre de partidos contra el peligro soberanista

El secretario general del PA, Julián Álvarez, pidió ayer al presidente de la Junta, Manuel Chaves, que convoque una cumbre de partidos para acordar una estrategia común con la que hacer frente a los intentos de algunas autonomías de introducir la desigualdad en las reformas estatutarias y constitucional. El andalucista alertó de los peligros de la asimetría y discriminación, por lo que llamó a la movilización general de la sociedad en defensa de Andalucía y la solidaridad entre todos los territorios.

Julián Álvarez presentó en conferencia de prensa el documento Andalucía ante las reformas estatutarias y la Constitución, en el que se afirma que el equilibrio político actual del Estado favorece que algunas comunidades estén en condicionales excepcionales de presionar a su favor para conseguir un nuevo acuerdo autonómicos que le permita reforzar su papel predominante. "El plan Ibarretxe y las tesis de Pasqual Maragall son una nueva amenaza para la autonomía andaluza que, nuevamente, se está jugando el ser una autonomía de segunda", dice el documento.

En ese sentido, Álvarez dijo que el PA no pretende ser alarmista, pero advirtió de que existen "riesgos evidentes" ante la posible "docilidad" del Gobierno andaluz a las decisiones del Ejecutivo central, necesitado de la aritmética del apoyo de fuerzas nacionalistas de otros territorios, y los posibles planteamientos "reaccionarios" que conduzcan a una "involución" autonómica.

"Chaves tiene una serie de responsabilidades y no basta con que envíe una carta al resto de los partidos para que se pronuncie el Parlamento andaluz, sino que debe tener un papel protagonista en este proceso y liderar la movilización de la sociedad andaluza, que debe actuar de un modelo similar a como lo hizo el 28-F", señaló Álvarez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2005