ELECCIONES PALESTINAS | La jornada de la votación

"No sé dónde votar"

"No sé dónde tengo que votar", decía ayer una mujer mayor a las puertas de la oficina de correos, en la calle Salahadin, la gran arteria comercial de Jerusalén Este, mientras trataba de que alguien le orientara. Momentos antes un funcionario israelí le había rechazado con un gesto hosco la papeleta, asegurando que su nombre no se encontraba en las listas electorales. No fue la única. Otras 500 personas se encontraron en situación similar. El voto en Jerusalén Este fue ayer el más conflictivo. Centenares de votantes deambularon por las calles tratando de averiguar en qué oficina postal debían votar.

La situación era el resultado de un conflicto surgido por la negativa de Israel a que los palestinos de Jerusalén Este participen en las elecciones palestinas. Las presiones internacionales habían logrado en el último minuto que los israelíes aceptaran abrir cinco centros de voto donde podrían concurrir no más de 5.000 votantes. El resto debería votar en las doce oficinas abiertas en los suburbios cercanos de Jerusalén o en las aldeas anexas, incluidas Ramala o Belén. Los índices de participación de Jerusalén en anteriores votaciones han sido por todas estas cortapisas los mas bajos. Menos de 600 votantes sobre un hipotético electorado compuesto por 120.000 personas pudieron acercarse a las urnas en las elecciones de 1996.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50