Reportaje:

Un último obstáculo para De Juana Chaos

La Audiencia Nacional decidirá hoy si procesa al veterano etarra por amenazas o exaltación terrorista y lo mantiene en prisión

José Ignacio de Juana Chaos, autor de 25 asesinatos, escribía el 1 de diciembre en el diario Gara, en un artículo titulado El escudo, que, "técnicamente", tendría que haber salido en libertad el 25 de octubre, tras 18 años entre rejas, de los 3.000 a que fue condenado. El etarra subrayaba que, haga lo que haga "el enemigo", nunca vencerá a ETA ni a quienes la apoyan. "¿O es que todavía no os habéis dado cuenta de que tenemos un escudo invulnerable que no es otro que el de la razón?", se preguntaba. Hoy será puesto a prueba ese escudo en la Audiencia Nacional, donde deberá responder sobre la supuesta exaltación del terrorismo contenida en ese escrito. La pretensión es evitar que salga de la cárcel el mes que viene procesándolo por un delito de apología terrorista o por otro de amenazas que conlleve su prisión preventiva. No hay precedentes de una prisión preventiva por hechos similares.

Más información

De Juana escribía que la ofensiva del Gobierno "neofascista" del PSOE, el "secuestro" de los 700 presos de ETA, la política de dispersión o las "torturas" han chocado con ese escudo. "No necesito ser adivino para poder chillar con toda fuerza y convicción, en una expresión políticamente incorrecta: ¡Iros a la mierda con todo lo anterior, porque no vais a ganar!". Hasta aquí, lo dicho es el discurso habitual del la izquierda radical abertzale. Lo peor venía al final: "Sacad vuestras sucias manos de Euskal Herria. Sí, sacadlas, porque otro camino sólo implica sufrimiento. O el futuro terminará demostrando, sin duda, que os quedasteis sin ellas".

Ése es el párrafo al que se pretende agarrar el fiscal Ignacio Gordillo para pedirle al juez Fernando Grande-Marlaska que decrete su prisión preventiva. Por poder, puede llegar a ordenarla, pero las fuentes consultadas admiten que, sólo por este motivo y con ese texto, será "difícil" que el magistrado acceda. El argumento de la exaltación se verá reforzado con otro de supuestas amenazas terroristas, presuntamente contenidas en otro artículo titulado Gallizo, dedicado a la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo.

Ese segundo texto, publicado el pasado 30 de diciembre, acusó de torturas a Gallizo y a cinco altos responsables de prisiones, de los que daba sus nombres. El fiscal entiende que el escrito podría contener amenazas terroristas hacia esas personas y que se podría pedir la prisión preventiva por ello o, incluso, por pertenencia a banda armada. Pero tampoco hay precedentes claros de que se haya dictado prisión cautelar por amenazas y, además, De Juana ya ha cumplido condena por pertenencia a banda terrorista.

Primero habrá que determinar que hay exaltación y que se ha justificado el terrorismo o se ha humillado a las víctimas. Si fuera así, la pena máxima que se le podría imponer sería de dos años. Luego, habrá que acreditar que hubo amenazas destinadas a atemorizar a "un colectivo social o profesional". Si se estimara que ha existido, la pena máxima sería de cinco años. De esta forma, si el juez acordara prisión preventiva, el plazo máximo que estaría en esta situación sería de un año, en el primer caso, y de dos y medio, en el segundo.

El fiscal Gordillo quiere procesarle por pertenencia a banda armada, lo que elevaría la hipotética pena a 12 años, y la prisión preventiva podría alargarse cuatro años, si el caso no es juzgado antes. El juez tendrá que tomar su decisión bajo una fuerte presión social para impedir la libertad de De Juana.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo convocará este mes una gran manifestación en Madrid en la que, entre otras cosas, pedirá que los presos de ETA cumplan de forma íntegra sus condenas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50