Críticas al obispo de San Sebastián

La última intervención del obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, desvinculándose de las críticas realizadas por la Conferencia Episcopal contra el plan Ibarretxe, fue ayer duramente contestada desde las filas socialistas y el PP. Estos partidos acusaron al prelado donostiarra de volver a colocarse del lado del nacionalismo vasco.

En una carta dirigida "a la comunidad cristiana" de Guipúzcoa, Uriarte se desmarcó de la última declaración de la cúpula eclesiástica, que calificó de "insolidario y moralmente inaceptable" el proyecto soberanista de reforma del Estatuto vasco. Uriarte marcó distancia con la Conferencia Episcopal al precisar que los católicos deben optar en política "sin proteccionismos ni intervencionismos eclesiales". Además, el prelado aseguró que corresponde a los "expertos en Derecho Político", y no a los obispos, "delimitar la naturaleza y el alcance jurídico y político" del plan Ibarretxe.

Al líder de los socialistas vascos, Patxi López, no le han sorprendido estas palabras, porque Uriarte es "uno de los que más han avalado los planteamientos de Ibarretxe". Le acusó de utilizar un "doble rasero", porque ha sido "una de las personas que más política han hecho en este país" y ahora, en cambio, dice que los obispos no están para inmiscuirse en los asuntos políticos.

El portavoz del PP en el Parlamento europeo, Jaime Mayor Oreja, afirmó que el mensaje de Uriarte a sus feligreses confirma que en la Iglesia vasca "a veces hay posiciones que son parte del problema" vasco. Reconoció sentir "tristeza y pena" como católico practicante, y prefirió quedarse "con el elogio a la postura de la Conferencia Episcopal" por estar "a la altura en todos los órdenes, ético, moral y político", frente a la "ofensiva nacionalista".

Carmelo Barrio, número dos del PP vasco, consideró "un sarcasmo" que Uriarte critique una declaración "tan impecable" como la de la Conferencia Episcopal, lamentó la afinidad del prelado donostiarra con el nacionalismo vasco y recordó sus "furibundas" críticas contra la ley de partidos y "su apoyo al plan Ibarretxe".

En cambio, Emilio Olabarria, diputado del PNV, y Rafa Larreina, parlamentario vasco de EA, defendieron a pies juntillas la postura adoptada por Uriarte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50