Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El GIAL expulsa a la concejal de Asuntos Sociales de Almería

Las críticas de la edil a Juan Megino propiciaron la medida

El Grupo Independiente por Almería (GIAL), cuyos cinco concejales gobiernan el consistorio almeriense junto a los 11 del PP, ha expulsado de sus filas a la concejal de Asuntos Sociales, Pilar González de Pradas, a quien le atribuyen haber criticado "en primera persona" a cargos del partido, como al presidente Juan Megino. Los independientes han pedido a la edil que devuelva el acta de concejal.

El secretario del partido y concejal de Mantenimiento en el Ayuntamiento, Esteban Rodríguez, comunicó ayer la resolución tomada por el GIAL. Los enfrentamientos nada disimulados entre la edil de Asuntos Sociales, Pilar González de Pradas, y el concejal de Urbanismo y presidente de GIAL, Juan Megino, han desembocado en la expulsión del partido independiente de la primera.

Esteban Rodríguez informó ayer de que el comité ejecutivo adoptó la decisión el pasado 15 de diciembre, si bien no fue notificada hasta ayer "por respeto a las fechas navideñas". González de Pradas recibió en torno a las 12.45 un burofax en el que se le comunicaba su expulsión de GIAL por decisión unánime del comité provincial del partido, así como que cuenta con un plazo de 15 días para alegar lo que considere oportuno sobre la resolución de su expediente.

A la edil se le achacan faltas cometidas en relación con el partido y algunos dirigentes, tipificadas como faltas graves. Entre todas ellas destacan, según Esteban Rodríguez, la "ausencia reiterada" a convocatorias del partido, la falta de representación del partido a través de su persona y las críticas en primera persona "a cargos de dirección del partido". Las críticas más sonadas por parte de la edil fueron hacia Juan Megino, recogidas en el diario local La Voz de Almería.

El GIAL ha pedido a la edil que devuelva su acta de concejal, si bien su expulsión no afecta "de ninguna manera" a la coalición con el PP. "El alcalde tiene conocimiento de la decisión y de momento no tenemos que pedirle nada. A quien le pedimos es a la expulsada que deje su acta de concejal. Estamos absolutamente legitimados porque hemos predicado con el ejemplo. Cuando no se está a gusto en un partido lo que uno tiene que hacer es irse", dijo Rodríguez en clara alusión a su marcha del PP junto a Megino y otros concejales en el anterior mandato.

Sin embargo, el secretario del GIAL advirtió de que en el supuesto de que la edil se niegue a renunciar al acta pedirán al alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, que la destituya del cargo de concejal delegada de Asuntos Sociales. "Ése sería el segundo estadio en el que nosotros entraríamos: mantener el área de Asuntos Sociales", explicó Rodríguez. Si la edil, que ayer no quiso pronunciarse sobre su decisión a este respecto y estuvo ilocalizable, decide continuar en el Ayuntamiento dentro del grupo mixto, sería la actual concejal de Participación Ciudadana, también de Gial, la que se encargaría del área vacante que deja la expulsada.

Rodríguez avisó que su formación vería "mal" que el alcalde diera a González de Pradas un área del PP como no adscrita y la mantuviera dentro del gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2005