Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura invierte este año más de 3,1 millones en el sector audiovisual

El Departamento de Cultura ha invertido este año un total de 3.106.310 euros en producciones audiovisuales, de los que 1.236.000 se ha hecho por las vías tradicionales -ayuda a largos, cortos y guiones- y el resto, 1.870.310, a través de una nueva vía de financiación que concede créditos reintegrables sin interés o a un bajo tipo (Euribor más 0,5%). Este modelo ha sido instaurado siguiendo las reflexiones del Libro Blanco del Audiovisual de Euskadi. Aupa Etxebeste!, película de Asier Altuna y Telmo Esnal, ha sido, con 600.000 euros el proyecto más beneficiado por estas nuevas ayudas.

En su primera edición, esta doble línea de financiación que busca "potenciar la producción, la competitividad y el empleo en el sector audiovisual vasco", disponía de un fondo de nueve millones de euros. Se presentaron 11 proyectos, pero sólo cinco cumplían con los requisitos exigidos, según la comisión evaluadora. De esta forma, sólo se han concedido 1.870.310 euros, además de a Aupa Etxebeste a Locos por el sexo, de Javier Rebollo (507.860), Muertos comunes, de Norberto Ramos (469.450), y Frío sol de invierno, de Pablo Malo (200.000).

En todos los casos, son ayudas en concepto de créditos reintegrables sin interés dirigidos a la realización. Supertramps, la película de animación de Iñigo Berasategui y José María Goenaga ha recibido ayudas, por 93.000 euros, coirrespondientes al apartado de créditos reintegrables a bajo interés que financia contratos. Es decir, funciona a modo de adelanto de contratos suscritos que se cobran a unos meses vista.

15 millones anuales

Tras esta primera experiencia, el Gobierno vasco anuncia que destinará anualmente una partida de 15 millones de euros para financiar productos audiovisuales, compatible con otras líneas de financiación del entorno europeo y con otras ayudas preexistentes.

De hecho, el Ejecutivo ofreció ayer más datos de su implicación en el desarrollo del cine y la televisión vasca que apuntan a esa compatibilidad. En largometrajes de ficción ha invertido este año 660.000 euros, que se repartieron Kutsidazu bidea, Ixabel, de La Tentación Producciones; Vida y color, de Equipos, Sistemas y Aplicaciones Informáticas; La policía no es tonta, de Abra Producciones; Alma sin dueño, de Tinieblas Producciones y El síndrome de Svensson, de Sonora Estudios. Para los largos de animación dispuso este ejercicio de 240.000 euros, 120.000 para documentales de creación, 60.000 para el desarrollo de varios proyectos, 36.000 para guiones y 120.000 para largometrajes.

La película Obaba, de Montxo Armendariz, basada en la novela de Bernardo Atxaga, se ha acogido a las ayudas del Gobierno de Navarra, pero recibirá 66.000 euros del Ejecutivo vasco para la realización de su versión en euskera dentro de otra convocatoria, Zinema Euskaraz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 2004