Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El Mundo' prescinde del periodista Alfonso Rojo

El periodista Alfonso Rojo, que ocupó el puesto de adjunto a la dirección de El Mundo, ha llegado a un acuerdo económico tras haber recibido la carta de despido. El motivo de la marcha, que culminó ayer con la firma de un documento de conciliación, son las discrepancias con el director de la publicación, Pedro J. Ramírez, a causa de la participación de Rojo en tertulias radiofónicas sin autorización expresa de la dirección.

El pasado 20 de septiembre el periodista recibió un burofax de la empresa que le pedía, según el relato de Rojo difundido en medios digitales, que presentase una solicitud de autorización para participar en tertulias radiofónicas. En caso contrario, la empresa consideraría que el periodista habría incurrido en una falta de indisciplina en su grado máximo.

El periodista, que alcanzó notoriedad como enviado de El Mundo a zonas de conflicto, contestó que llevaba 16 años interviniendo en tertulias radiofónicas y que en muchas había coincidido con Pedro J. Ramírez.

Semanas después, Rojo recibió otro burofax de la dirección que le reiteraba la advertencia. El periodista, contertulio de Luis de Olmo y que también interviene en un programa de RNE, rechazó la petición de la empresa acogiéndose al derecho a la libertad de expresión. También recordó que no había cláusula de exclusividad en su contrato. Rojo envió una carta al director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, para explicar su versión de los hechos, que no ha sido publicada.

El director general de El Mundo, Antonio Fernández Galiano, explicó que la participación de los profesionales de ese periódico en otros medios está regulada por una serie de normas "a las que todos deben someterse". El Mundo reconoce que, tras no obtener respuesta al segundo burofax, la empresa le envió una carta de despido. "Sus abogados hablaron con nosotros para negociar la indemnización" agrega este directivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2004