Israel aprueba medidas para facilitar el voto en las elecciones palestinas

El Gobierno de Sharon levantará casi todas las restricciones al movimiento de personas

El Gobierno de Israel aprobó ayer la suavización de las restricciones al movimiento de personas y ordenó al Ejército salir de las ciudades palestinas. Con estas medidas, ya previstas, se quiere facilitar la celebración de las elecciones presidenciales del 9 de enero. El anuncio se produce poco después de que el favorito, Abu Mazen, exigiera de nuevo a los grupos radicales el fin de la violencia. La retirada durará 72 horas.

Más información

El programa electoral que Mahmud Abbas (o Abu Mazen como le llaman todos en los territorios palestinos) se basa en tres pilares fundamentales: fin de la ocupación, la capitalidad de Jerusalén para el futuro Estado palestino y el reconocimiento del derecho de retorno de los refugiados de la guerra de 1948 (llamada por los palestinos An Nakba, la gran catástrofe). Mazen fue ayer más lejos en sus declaraciones y dijo que ese Estado palestino, que EEUU ve probable antes de 2009, se logrará mediante presión pacífica, sin el recurso a la violencia.

El primer ministro israelí aseguró tras la reunión dominical del Gabinete que es "importante apoyar un liderazgo [palestino] con el que se pueda realizar progresos" para avanzar hacia la Hoja de Ruta, auspiciada por EE UU, la Unión Europea, Rusia y la ONU y que nunca se puso en marcha.

Las medidas aprobadas ayer incluyen el permiso para que los candidatos presidenciales palestinos (nueve) puedan efectuar campaña electoral en Jerusalén Este, una zona que el Gobierno de Ariel Sharon no considera parte de los territorios ocupados. Los palestinos residentes en esa zona de la ciudad podrán emitir su voto por correo en cinco oficinas habilitadas para ello, aunque las papeletas deberán ser escrutadas en la vecina Ramala.

La suavización de las restricciones de movimiento de personas, hasta ahora asfixiantes, implicará el levantamiento total o parcial de algunas o de todas las barreras que rodean las ciudades palestinas y que, según el Gobierno de Sharon, han resultado efectivas, junto al muro de separación, en la drástica reducción de atentados. Esa retirada de obstáculos será provisional, pues el compromiso es sólo por 72 horas. Se supone que las medidas entrarán en funcionamiento el 8 de enero y terminarán el 10. No hay indicios de que se puedan extender más allá de esa fecha. La policía palestina podrá portar armas durante los comicios para mantener la seguridad. Unos 600 observadores extranjeros supervisarán el funcionamiento del proceso electoral en Cisjordania y la franja de Gaza.

El precedente inmediato son las municipales parciales celebradas el jueves, en las que votó el 82% del censo. No hubo incidentes ni irregularidades significativos. Para las autoridades palestinas fueron un ejemplo de madurez y del interés que ha despertado el proceso político. Pese a la aparente victoria de Fatah, el partido de Mazen y del fallecido Yasir Arafat, en 12 localidades, el movimiento radical palestino Hamás, que Israel considera terrorista, ha logrado nueve de los 26 municipios.

El candidato palestino Basam Salhi, en el centro, pasea ayer en Hebrón, ante la mirada de los soldados israelíes.
El candidato palestino Basam Salhi, en el centro, pasea ayer en Hebrón, ante la mirada de los soldados israelíes.AP

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 26 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50