Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acebes dice que la reforma del Estatuto del PSE es un "paso más" hacia otro "régimen"

El Gobierno vasco pide a los socialistas que lleven su propuesta al Parlamento

La propuesta de los socialistas vascos de reforma del Estatuto de Gernika sentó ayer muy mal en el PP. Su secretario general, Ángel Acebes, dijo que la propuesta de crear la "comunidad nacional vasca" desde el pacto entre nacionalistas y constitucionalistas supone subir "un peldaño más en la escalera" que conduce a un "nuevo régimen que ya nadie sabe cuál es". El Gobierno vasco saludó la propuesta, aunque aseguró que llega "un poco tarde". La portavoz del Gabinete de Ibarretxe, Miren Azkarate, pidió a los socialistas que lleven su documento al Parlamento vasco.

"No estamos dispuestos a seguir por ese camino". La rotundidad con la que se expresó ayer el número dos del PP, Ángel Acebes, al calificar la propuesta abierta de los socialistas de reforma del Estatuto vasco cierra el campo de juego, al menos en Euskadi, en la estrategia del Gobierno central de abrir la puerta a las reformas estatutarias dentro de la España plural y del respeto a la Constitución.

El PP se opondrá a que la reforma del Estatuto de Gernika permita calificar al País Vasco de "comunidad nacional". Ángel Acebes considera que "no tiene sentido alguno ni encaje constitucional reconocer la existencia de comunidades nacionales". Por ello, mantuvo que su partido no está "dispuesto a participar de juegos de palabras" que parten de el hecho de que Zapatero "haya dicho que no sabe si España es una nación" y "considere discutido y discutible lo que es fundamental".

El Gobierno vasco, deseoso de confrontar con los socialistas un texto en sede parlamentaria, contemporizó mucho más su respuesta. "Llega un poco tarde", aseguró su portavoz, Miren Azkarate, pero animó al PSE-EE a llevarlo a la Cámara vasca para confrontarlo con el articulado del plan Ibarretxe. Algo que precisamente los socialistas descartan sin ninguna duda, ya que lo que plantean en su propuesta es abrir una mesa de partidos para negociar, desde el actual texto estatutario, una reforma profunda pero desde el consenso, como sucedió en 1979. Azkarate criticó que el PSE haya realizado su propuesta a través de los medios de comunicación, pero reconoció: "Nos alegramos de que empiece a moverse".

El filósofo y miembro de la plataforma ¡Basta Ya! Fernando Savater advirtió a los socialistas de la condición insaciable de los nacionalistas. Savater dijo que a los nacionalistas la propuesta del PSE "no será suficiente" para satisfacer sus objetivos, mientras que al resto de los ciudadanos "nos da igual. Tenemos muchos problemas y el último de ellos es ése", apuntó. "Los nacionalistas no se conformarán con estos planteamientos, que pueden ser más o menos sensatos", llegó a admitir el miembro de la plataforma constitucionalista.

En esta misma línea, la eurodiputada socialista Rosa Díez defendió el actual Estatuto como "única alternativa" y criticó a la dirección de su partido por no haber "respetado las reglas, ni las formas" al presentar por la prensa un documento antes de su discusión, mañana, en el Comité Nacional del PSE.

El Consejo Político de Ezker Batua respaldó anoche por 51 votos a favor y 29 en contra la propuesta de su coordinador general, Javier Madrazo, de votar a favor del plan Ibarretxe para que siga su tramitación. Madrazo consideró "propaganda electoral" la propuesta socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2004