Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | 16ª jornada de Liga

El talón de Aquiles del Barcelona

Técnicos del Valencia, que ha marcado casi un tercio de sus goles de cabeza, dicen que el juego aéreo defensivo azulgrana es "muy vulnerable"

Puestos a buscar un punto débil en la abrumadora trayectoria del líder, el Valencia cree haber encontrado un talón de Aquiles. "El Barcelona es muy vulnerable en el juego aéreo defensivo a balón parado. Ha perdido a dos jugadores que le ayudaban mucho el curso pasado: Kluivert y Cocu", afirma el secretario técnico valencianista, Eduardo Macià. Ello contrasta precisamente con la fortaleza aérea del Valencia, que ha marcado siete de sus 23 goles de cabeza, casi todos en jugadas a balón parado. Nada extraño si suben a rematar Corradi, Marchena, Moretti, David Navarro, Caneira o Baraja, todos notables cabeceadores.

El Barcelona ha sufrido la mitad de sus nueve tantos en contra tras su inferioridad por arriba. Y, ante la evidencia, Eusebio Sacristán, ayudante del técnico azulgrana Frank Rijkaard, acude al clásico: "Como decía Johan Cruyff, 'si ellos son muy buenos en los córners, no hagamos córners". "El Valencia juega de maravilla por alto", añade Unzúe, preparador de los porteros; "daremos la información a los chicos para que sepan a qué atenerse". El Barça se defiende en los saques de esquina con dos jugadores en el primer palo -uno bajo el larguero y el otro, normalmente Van Bronckhorst, en el pico del área pequeña- y el resto marcando al hombre. No hay nadie en el segundo palo y, algo también infrecuente, al menos dos atacantes -Ronaldinho y Eto'o- se quedan en campo contrario para cazar un contragolpe. "Somos conscientes de que no tenemos altura ni gran calidad física", reconoce Van Bronckhorst, "y por eso buscamos la anticipación, la técnica y que el rival no supere la media".

El Barça se defiende muy arriba, empezando por la presión de Ronaldinho y Eto'o sobre la salida del balón. Suelen dar la noche a los centrales rivales si carecen de una gran técnica, caso de Caneira y David Navarro.

El Valencia está poco interesado en la posesión del balón, despreciada por su entrenador, Claudio Ranieri, en los últimos encuentros. "Más determinante que el juego aéreo", agrega Macià, "será evitar que la pelota pase por Xavi, por Deco y por los descargues de Eto'o. Hay que dejar que saquen el balón por los lados. Ahí son mucho menos peligrosos y, además, se les puede pillar la espalda como hizo el Getafe".

Aunque acabó perdiendo (1-2), el Getafe superó en juego a los azulgrana y se ha convertido en una referencia para los rivales del Barça. Su segundo entrenador, Fran Escrivà, da alguna pista: "Los dos laterales del Barça suben a la vez, algo que no hace casi ningún otro equipo, y eso obliga a un central a ir a tapar. Oliveira, del Betis, lo aprovechó muy bien dejándose caer a la banda. El Barça ha pegado un bajón físico y el Valencia puede buscar su buena salida por la bandas tras la subida de los laterales azulgrana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2004