Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PeopleSoft acepta la oferta de compra de Oracle, por 7.800 millones, y cierra una disputa de 18 meses

PeopleSoft puso ayer fin a 18 meses de disputa con Oracle al aceptar que adquiera su negocio de programas informáticos por 10.300 millones de dólares (7.800 millones de euros), frente a los 9.200 millones que estaban sobre la mesa. Las dos compañías pactaron abandonar los procesos judiciales que les enfrentaban a raíz del lanzamiento de la OPA hostil. Los términos concretos de la operación se cerrarán a comienzo de enero. Oracle reforzará así su segundo lugar en el mercado de programas informáticos profesionales.

Oracle, con sede en Redwood (California), intentaba estos días en los tribunales hacer prosperar su oferta de compra ante la negativa de PeopleSoft, en un último intento por sacar adelante la operación. El gigante informático no cesó en su empeño y utilizó como argumento para apoyar su causa ante la corte de Delaware que la mayoría de los accionistas de PeopleSoft (61%) estaba a favor de la fusión de los dos negocios, además de contar con el visto bueno de las autoridades reguladoras en EE UU y Europa.

Pero la ejecutiva de PeopleSoft estaba cerrada en banda y mantuvo el duro pulso hasta forzar una nueva oferta. Y lo consiguió. La dirección de Oracle, en un nuevo esfuerzo financiero, optó por mejorar los 24 dólares por acción que estaban sobre la mesa desde octubre, para dejarlos en 26,50 dólares por título de PeopleSoft. La cifra convenció al consejo de administración de la compañía informática después de rechazar las cinco propuestas anteriores. La nueva oferta expira el 29 de diciembre.

"Creemos que proporciona un buen valor para los accionistas de PeopleSoft y representa un incremento sustancial del valor desde octubre", señala la compañía en un comunicado tras analizar "minuciosamente" los detalles de la propuesta final de Oracle. "Ha sido una lucha larga y emotiva", señaló George Battle, presidente del consejo de administración, quien agradeció a su equipo por haber aguantado "las más desafiantes de las circunstancias" durante el proceso de negociación.

El anuncio tuvo un efecto inmediato en los mercados. Las acciones de PeopleSoft subieron un 10,35% en los momentos previos a la apertura de Wall Street. Los de Oracle también registraron una fuerte subida, del 9,86%, porque la compañía aprovechó el anuncio para anticipar la presentación de su cuenta de resultados correspondiente al segundo trimestre del ejercicio fiscal, durante el que la división de aplicaciones informáticas creció un 57%. El beneficio creció un 32%, más de lo esperado, hasta los 815 millones. Del lado de los ingresos, subieron un 10%, hasta los 2.760 millones.

Larry Ellison, presidente ejecutivo de Oracle, dijo que tras la fusión la compañía será "más grande y más fuerte". "La fusión nos permitirá tener más clientes, lo que aumentará nuestra capacidad para invertir más en el desarrollo de aplicaciones y soporte técnico", declaró triunfalista Ellison. Ahora, el objetivo es SAP, el fabricante de software profesional alemán que durante este año y medio de intenso enfrentamiento aprovechó para expandirse y comerle mercado a Oracle y PeopleSoft.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2004